Contratar un crédito de nómina no siempre es la mejor opción; el subdelegado estatal de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, señala que no porque los trabajadores tienen urgencia y le están ofreciendo el crédito de nómina con la institución financiera, se debe contratar de manera inmediata. Recomendó buscar algunas otras alternativas, que les permitan contratar el mejor instrumento.
“Es un crédito que se utiliza y se otorga a través de la tarjeta de nómina; cada institución bancaria ofrece como una alternativa de poder obtener un crédito a través de su nómina, y no hay ningún desconocimiento. Las instituciones hacen saber a los usuarios, que les ofrecen a través de publicaciones, o estados de cuenta, que tienen derecho o autorizado un crédito, y ya el usuario decide si lo toma o no lo toma. Prácticamente la mayoría de los bancos tienen ese crédito de nómina”, resaltó.
Aunque hay ocasiones en que los trabajadores que recurren a este tipo de créditos, deben pagar hasta 8.3 veces más intereses, que los rendimientos de 3.04% ofrecidos por los Certificados de la Tesorería de la Federación, considerada como la tasa líder, el funcionario federal subrayó que incluso esta tasa podría ser más baja, de ahí la importancia de comparar.
“En algunas ocasiones es más baja la tasa de interés, que el crédito en cuenta corriente, pero también se les sugiere a los usuarios, que antes de contratar su tarjeta de nómina, hagan comparación con otras instituciones y otros instrumentos de crédito para buscar la tasa más baja”, recalcó.
En ocasiones aparece esta opción como anuncio en la pantalla del cajero automático, indica que se tiene preautorizado un crédito y basta con presionar la opción, para que el dinero sea abonado a su cuenta en un plazo no mayor a 72 horas, incluso esto queda amparado en el artículo 52 de la Ley de Instituciones de Crédito; sin embargo, se recomienda no hacerlo por este medio, y acudir a la sucursal para tener más detalles sobre las condiciones del crédito.
También es importante que los interesados sepan que los bancos ofrecen estos créditos a sus clientes, quienes reciben su salario en una cuenta de nómina de esa institución; pero en la actualidad la portabilidad de nómina, que otorga el derecho al trabajador de solicitar al banco que se transfiera el salario u otras prestaciones laborales a la institución de su preferencia, es también un recurso para poder adquirir el crédito de nómina con el banco que se desee.