Crecen riesgos en estacionamientos

Sin vigilancia y apoyo saldrá peor el remedio

Los principales afectados por la prohibición del cobro en los estacionamientos de centros comerciales serán los clientes, por la pérdida de cobertura contra robos y servicios prestados mediante la recuperación de las cuotas, señaló la gerencia del Centro Comercial Villa Asunción.

La ley imposibilita que se cuente con recursos para el ofrecimiento del seguro contra robo de vehículos, contra cristalazos, para apoyo mecánico básico a las unidades con desperfectos como pinchaduras de llantas y descarga de batería, argumentó un portavoz autorizado a expresar la posición del consejo gerencial.

Las cuotas de estacionamiento se canalizan directamente al ofrecimiento de condiciones de seguridad, que evitaron hechos delictivos registrados antes de la implementación de medidas como la instalación de circuito cerrado, vigilancia, mejora de controles de acceso, y el destacamento de personal de seguridad, se subrayó en la postura.

Las repercusiones económicas son un factor que sigue analizándose al igual que las posibles acciones jurídicas sobre la determinación del Congreso del Estado para prohibir el cobro de cuotas a clientes que permanezcan en el estacionamiento por un lapso de dos horas.

“Es una situación muy complicada que podamos ofrecer servicios adicionales. Nosotros cobramos cinco pesos por el lapso de dos horas, estamos revisando la situación, pero lejos de beneficiar a los usuarios, se les perjudica con esta medida”.

Asimismo, se ponderó que el costo operativo para la comprobación de que los cajones sean utilizados por clientes durante dos horas, será mucho más elevado.

El vocero de la gerencia agregó que con la medida también se afecta a cerca de 25 personas que trabajan directamente en el ofrecimiento del servicio de vigilancia y operatividad del estacionamiento, al igual que empleos indirectos del personal que labora para las empresas que auxilian al centro comercial en la correcta prestación del servicio.