Tras señalar que más de dos mil cabezas de ganado en borregos y cabras se vendieron a causa del intenso clima de calor registrado en Aguascalientes, José de Jesús Márquez Ramírez, presidente de la Asociación Ganadera de Ovinocultores y Caprinocultores, de la UGRA, informó que el consumo de esta carne en Aguascalientes ha crecido un 30%, aunque por ahora el precio del animal decae en afectación de los productores.
En Aguascalientes se cuenta con 100 mil borregos, aunque en el estado se tiene el doble de producción de cabras sobre los primeros, sumando unas 200 mil, donde estas últimas se manejan mucho con pastoreo, las cuales estuvieron batallando en la temporada de sequía, aunque con las nuevas lluvias todo mejorará pues comenzarán a crecer los pastos en el campo.
Mencionó que la venta de ambos animales para el mercado local se utiliza para las birrierías, y se comercializa mucho en los estados de Jalisco, Hidalgo, Estado de México y la CDMX, aunque cuando existe mucha oferta baja el precio de los animales, lo que afecta los bolsillos de los productores.
El precio del kilogramo del cordero en pie llegó a estar a 45 pesos en enero pasado, aunque en este momento bajó a 41 ó 42 pesos; mientras que la borrega llegó a estar a 38 pesos y ahora sólo la quieren pagar a 33 ó 34 pesos el kilo. Y el canal costó a 92 ó 93 pesos, es decir, el borrego ya sacrificado, ahora descendió a 88 pesos.
Sin embargo, los costos de la alimentación de estos animales han subido cuando menos un 10% con respecto a todos los insumos, pues la alfalfa, por ejemplo, subió más de un 15% en la etapa de calor, ya que el campo no estuvo generando pasturas.
Finalmente, Márquez Ramírez agregó que unos 300 animales borregos se sacrifican diariamente en el estado, donde la mayoría se canaliza al consumo en birrierías, ya que todavía no ha funcionado bien el mercado de cortes. Y de cabras, se matan unas 150 diarias también para birrias, pero la gente opta más por la carne de borrego por su sabor suave.