GUADALAJARA, Jalisco.- El jurado asignado al caso del comediante Bill Cosby -enjuiciado por demandas de abuso sexual-, ha deliberado desde el lunes, tras los alegatos finales, ha hecho varias pausas para revisar algunas pruebas.
Entre ellas se encuentran las admisiones de Cosby de hace 10 años de que tocó a la principal demandante, Andrea Constand, después de darle pastillas.
Constand, de 44 años, describió en el juicio cómo conoció al cómico al ser entrenadora del equipo de baloncesto femenino de Temple University. Cosby presuntamente comenzó a llamarle, a lo que le siguieron invitaciones a su casa y reuniones para ayudarla a lanzar su carrera en la radio.
Según la litigante, hubo momentos incómodos en los que el comediante le tocó el muslo durante la primera cena en su casa, o en otra ocasión que le posó la mano sobre el cierre y el botón de sus pantalones, acto que ella frenó.
La estrella, de 79 años, llegó al juzgado de Norristown, Pensilvania, ayer por la mañana para otra jornada de deliberación del jurado, el cual parece seguir bloqueado en su decisión.
Cosby decidió no declarar durante el juicio, que comenzó la semana pasada. La Fiscalía ha usado contra él un testimonio que prestó en 2005 ante la Policía y en el que reconoció que usó unos sedantes para dormir a las mujeres y acostarse con ellas.
Las denuncias de abusos que pesan sobre Cosby se remontan a la década de 1960 y son demasiado antiguas para ser objeto de persecución penal, por lo que los fiscales creen que el caso de Constand puede ser crucial para probar las agresiones sexuales que supuestamente sufrieron decenas de mujeres durante años.
Cada uno de los cargos que pesan en contra del comediante acarrea una pena máxima de 10 años de cárcel y una multa de 25 mil dólares. Staff/Agencia Reforma.