La corrupción le cuesta al país el equivalente al nueve por ciento de su Producto Interno Bruto cada año, aseguró Pedro de la Serna López, presidente del Consejo Coordinador Empresarial. Dijo que los actos de corrupción que a diario se cometen, representan una parte muy importante de la generación de riqueza y que en muchos casos se ven involucrados tanto funcionarios públicos como empresarios.
Ante las revelaciones del escándalo “Panamá Papers”, el dirigente empresarial pidió a los legisladores federales revisar muy bien las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción, con la finalidad de acotar, incluso, la defraudación fiscal y cualquier otra forma que implique actos indebidos y por los cuales alguien obtenga un beneficio de recursos públicos.
Ahora que ha salido a la luz pública la red de intereses al más alto nivel, en donde han sido involucrados personajes en temas de lavado de dinero, en evasión fiscal y ocultamiento de fortunas, es propicio robustecer un sistema que sea capaz de detectar con oportunidad los actos de corrupción y que también contenga mecanismos muy claros para establecer sanciones rápidas a los responsables de actos indebidos.
Consideró que los reportajes realizados por un grupo de periodistas internacionales, en conjunto con dos medios de comunicación mexicanos, están abriendo los ojos a la sociedad respecto de que hay personas que tenían una imagen muy limpia y trasparente, pero que tenían parte de su patrimonio escondido en paraísos fiscales.
A pesar de que hay en el país mecanismos que buscan combatir el lavado de dinero, las medidas no han resultado ser eficientes, puesto que se supo de cuando menos un grupo reducido de mexicanos con este tipo de prácticas.
“Desafortunadamente es difícil que sean los únicos mexicanos metidos en este tipo de operaciones de lavado y de evasión fiscal”, indicó de la Serna López, quien ponderó el acuerdo entre los partidos para sacar adelante el sistema que atacará la corrupción.