Noé García

 Se desarrolló en París la Conferencia sobre el Cambio Climático, COP21 por sus siglas en inglés las ediciones, Aguascalientes está a una distancia de aproximadamente 9,200 kilómetros, pero ante lo que se trata en dicha conferencia, nuestra sociedad y clase política local debería estar más cerca y poner atención.

¿Qué intención tiene esta reunión?, los gobiernos del mundo ya se comprometieron a recortar las actividades humanas que liberan gases de efecto invernadero, pero el gran reto es cómo se convence, actúa y se da seguimiento para que 195 países acuerden realizar acciones para detener el cambio climático. En 2011 se puso como límite 2015 tener un acuerdo y compromiso definitivo.

Según los científicos, es impredecible el impacto que tendrá en el clima el hecho de que la media de la temperatura de la Tierra supere 2 ºC la de los tiempos previos a la industrialización. Pero algunos efectos se están padeciendo, climas extremos y variados que afectan todo el ambiente, especies de flora y fauna mueren por esto, además de que la calidad del aire y el desgaste de la capa de ozono son otras consecuencias.

Aunque parezca exagerado está contribuyendo a este problema, políticas públicas encaminadas a un desarrollo voraz a costa del medio ambiente ponen un grano de arena a este catastrófico reloj. Una ciudad pensada para el auto como único medio de transporte, la urbanización indiscriminada del territorio y la comercialización de las pocas reservas ecológicas en la ciudad son ejemplos de esto.

No sirve de nada crear artificialmente jardines, que dicho sea de paso son grandes consumidores de agua, otro recurso escaso, o poner ciclovías de ornato por su poca funcionalidad. Eso es querer expiar culpas de las heridas que estamos infringiendo a nuestra tierra.

La plancha de concreto que se puso en los terrenos del exbalneario ojo caliente (¿Dónde están los miles de árboles que se plantarían y cuidarían en su lugar?) y lo que se pretende con la Mezquitera la Pona son situaciones que nos deberían de preocupar.

Las exageras inundaciones, los inesperados y extremos cambios de clima, el aumento en las enfermedades respiratorias y del riñón, la escasez de agua, no son situaciones casuales o que de manera espontánea surgieran. Son consecuencia de las decisiones que gobiernos han tomado y que la sociedad ha dejado que se hagan.

Espero en verdad que alguien de los grandes tomadores de decisiones en nuestro estado lo comprenda.

 

Concretito

Día de la discapacidad: el pasado 3 de diciembre fue el día de la discapacidad, fecha para concientizar a la población en general sobre las batallas que tienen que librar las personas que padecen alguna discapacidad. Solo quisiera decir que celebro el avance de parte de las autoridades de Tránsito para hacer respetar los lugares para discapacitados en las calles, el problema es que en los centros comerciales es tierra de nadie, y esos lugares son usados como espacios VIPs por gente sin escrúpulos ya que saben que no hay infracción, ni consecuencia.