Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-Sep .- La abogada Laura Wasser, quien ha trabajado con famosos como Johnny Depp y Billy Bob Thornton, es la encargada de representar a Angelina Jolie en su proceso de divorcio con Brad Pitt.
En una entrevista que ofreció en abril pasado a The Hollywood Reporter, Wasser dijo que los procesos de separación entre celebridades cada vez están más enfocados en los hijos de la pareja.
“Creo que la gente hace un esfuerzo grande para mantener a su familia incluso cuando ésta no vive bajo el mismo techo. A menudo en Hollywood tu hogar es tu bien más valioso. Ahora vemos arreglos en los que los niños se quedan en la casa y son los padres quienes cambian de lugar”, dijo.
La abogada afirmó que es común que las celebridades en proceso de divorcio recurran a jueces privados.
“Muchos buenos abogados de derecho familiar están retirados. Así que puedes contratar a un juez retirado y él o ella será tu mediador, o puedes contratarlo como juez.
“Cada documento que llevas a la corte inmediatamente se vuelve público, y si contratas a un juez privado, puedes planear los detalles antes de presentarlo. Hace que sea más discreto y tienes a funcionarios oficiales más experimentados, en lugar de novatos”.
Además, destacó que los acuerdos prenupciales entre celebridades son planeados de manera más meticulosa que antes y les obligan a discutir temas que antes evitaban.
“De mis parejas que han hecho acuerdos, nadie ha regresado para divorciarse. Creo que esas personas siguen casadas por más tiempo porque tienen esas conversaciones difíciles”, afirmó Wasser.