El día más esperado en la vida de Carlos Serrano Rangel y Diana Estefanía Floriano Rangel finalmente llegó.
La pareja se rodeó de la belleza del templo de San Antonio de Padua, dispuestos a recibir convencidos de su amor, el sagrado sacramento del matrimonio, momento para el cual se prepararon en cuerpo y alma.
Ricardo Serrano Castro y Gloria María Rangel Rivera arribaron al recinto para acompañar a su hijo en este nuevo camino que recorrerá de la mano de su esposa, quien radiante engalanó el cortejo nupcial con su llegada, del brazo de su hermano Israel Rangel y de su mamá Graciela Rangel.
El sentimiento afloró en los contrayentes, apenas pronunciaron las primeras palabras de sus votos y llevaron a cabo el intercambio de anillos.
Muestras de cariño recibieron de sus allegados, a quienes también agradecieron el acompañamiento a su emotiva boda.
El jardín Los Eucaliptos albergó a los recién casados, apenas concluyó la ceremonia religiosa. Un lucidor paisaje, fue el marco perfecto para realizar el brindis en honor a los nuevos esposos, acto que agradecieron afectuosamente.