Después de casi tres años de espera, finalmente los priistas están en camino de elegir a sus dirigentes estatales y municipales y como es normal en estos casos son demasiados los que creen escuchar el llamado, o que sienten que el partido tiene una deuda con ellos y ha llegado el momento de cobrársela.

Son tantos los nombres que es preferible esperar a que se registren para entonces determinar sus alcances, por ahora hay de todo como en botica, pero lo que llama la atención es que pese a los esfuerzos por hacer efectiva la famosa uniformidad de especie hay sólo dos mujeres, al mismo tiempo, en el caso de los varones, no mencionan compañera de fórmula aún cuando los estatutos son muy claros que en uno u otro caso tiene que haber combinación de género, esto es, en la integración de la fórmula se respetará el principio de paridad de género y se procurará que uno de ellos sea joven.

Para lograr su registro, los interesados tendrán que acreditar un mínimo de siete años de militancia, en el caso del estatal y de tres años para dirigentes de los municipios, estar al corriente en el pago de sus cuotas al partido y comprobar ante la Comisión de Procesos Internos, con pruebas documentales, que cumple todos los requisitos previstos en la convocatoria, lo que a decir verdad prácticamente todos los que están en el arrancadero los acatan, aunque puede haber algún punto de inflexión  que los deje a la orilla, principalmente contar con los apoyos de sectores y organizaciones, como el obrero, campesino y popular, la estructura territorial, organismo de mujeres, frente juvenil, unidad revolucionaria o afiliados en el registro partidario, que sólo pueden otorgar a una sola persona, de manera que a estas alturas debe haber comprometido su firma con alguno de lo que se asoman.

Es una competencia que va más allá de la simple elección de directivos, puesto que lo significativo radica en lo que está en juego y no es otra cosa que los intereses de los grupos que buscan posesionarse con miras a los comicios del año próximo, que a final de cuentas es lo que más importa.

Quien quede al frente al CDE tendrá la misión de preparar, organizar, coordinar y dirigir la elección interna de candidatos a senadores y diputados federales y a diputados locales, pero también buscará que su nombre aparezca en el listado para el Congreso de la Unión, lo que hace más apetecible el lugar que hoy está en disputa.

La lógica apuntaría a que dedique todos sus esfuerzos a reconstruir el tejido tricolor y deje que otros sean los que pugnen por los puestos, pero es una regla no escrita que el presidente estatal trata de meterse en los primeros lugares de la relación, lo que se convierte en un escenario difícil, ya que por una parte se considera que aprovecha el lugar para promoverse y por otra, en caso de no ser elegido, disminuiría sus energías en detrimento de las campañas.

Bajo estas consideraciones, el Revolucionario Institucional no está para experimentos en ninguno de los casos, por lo que es obligado ir con sus mejores hombres y mujeres para lograr la recuperación política, electoral y social, que le permita ganar las senadurías y diputaciones de mayoría. Tiene buen rato que perdió estos espacios, por lo que ha tenido que conformarse con una senaduría y una diputación de representación proporcional, que aún cuando le dan presencia son plazas que deben ganarse en las urnas.

Por ahora demasiados tocan la puerta y ya se sabrá si les abrieron y bajo qué condiciones entran, aunque lo trascendental es penetrar, que ya después sabrán cómo se acondicionan.

OBRA “HECHIZADA”

Hace más de 40 años, cuando se hizo el nuevo trazo de la ciudad, se incluyeron los tres anillo de circunvalación que le daría a Aguascalientes una lugar nacional al ser la primera en planificar el crecimiento urbano a largo plazo y al mismo tiempo tener vías de comunicación internas y externas que le darían fluidez al tránsito.

El tercer anillo permitiría darle salida al transporte pesado, con lo que se evitaría que cruzara la ciudad, sin embargo la inversión federal comprometida y los recursos estatales han sido insuficientes para hacerlo realidad, lo que se ha prestado para que, a estas alturas, algunos políticos utilicen este asunto para afirmar que gracias a sus gestiones se tiene el presupuesto necesario, lo que no pasa de ser una fantasía, ya que mientras no se tenga el dinero aquí y se utilice todo queda igual.

Los habitantes de las colonias del oriente extremo han sido tenaces en reclamar que se concluya el  libramiento al poniente, puesto que son los perjudicados con el paso de tráileres y camiones de carga, que en las pendientes llegan a provocar accidentes trágicos. El problema radica en que esos fraccionamientos fueron construidos sobre el lomerío, con avenidas que obligan a los choferes a utilizar la velocidad para los ascensos que luego no pueden controlar en el descenso y es cuando se producen los choques.

A lo largo de su vida como empresario camionero, Roberto Díaz Ruiz ha sido una voz que exige terminar totalmente el tercer anillo, pero que por el crecimiento de la mancha urbana ya fue absorbido, por lo que resulta obsoleto para los fines correspondientes, ahora espera que se concluya el libramiento.

En tal virtud sigue de cerca el que se lleva a cabo al poniente, de lo que se tiene buen avance y que permitiría que las unidades que arriben por la carretera panamericana, sea al sur o al norte, ya no circulen por el tercer anillo, pero se ha encontrado con la exigencia de algunos propietarios de terrenos que piden un pago mayor por ellos, lo que ha retrasado la consumación.

Díaz Ruiz solicitó a los particulares que sean más solidarios y a las autoridades que traten de encontrar un punto de avenencia, como única forma de alcanzar un acuerdo. Se debe pagar lo justo a los dueños y que los funcionarios no pretendan que sea una cantidad menor a la considerada como razonable y tampoco contemplen la expropiación como una salida.

Resaltó que la terminación del libramiento va a generar un gran beneficio para Aguascalientes y esto es lo que debe importar, asimismo se debe tener presente que si se pretende hacerlo por la expropiación, que es una vía legal pero de solución a largo plazo, se entraría en un campo de amparos, lo que llevaría años en lograr un fallo.

Por lo anterior, Roberto Díaz se inclina por el diálogo y que ambas partes entiendan que está en juego el bien superior de los aguascalentenses.

En caso de no lograr avances podría retomarse el proyecto que presentó hace unos años el urbanista Oscar Augusto López Velarde Vega, para que el citado libramiento fuera al oriente de la ciudad, lo que de ser así sería empezar el procedimiento, al mismo tiempo que se perdería lo invertido al poniente, por consiguiente se debe insistir en convencer a esas personas para que acepten el pago que les ofrecen por sus predios y en poco tiempo se tenga un espacio para el transporte pesado.

TRAS LOS HUACHICOLEROS

Tipificar como delito grave el robo de combustible e imponer penas hasta por 30 años es lo que pretende el Senado de la República, castigo que también se contempla a quien lo venda y compre, en la búsqueda de terminar con este asunto que se ha convertido en un problema creciente de seguridad y de graves daños a la economía de Pemex. El senador Miguel Romo Medina subrayó que es indispensable acabar esta práctica y la única manera es perseguir, consignar y poner a buen recaudo a quienes han convertido en modus vivendi la sustracción de hidrocarburos.