Leticia Acuña Medina

La inconsistencia política e incongruencia de los diputados, se evidenció otra vez, en el Congreso, por eso es que nuestros representantes populares son los peores calificados por la sociedad, ya nadie cree en ellos; no tienen autonomía, están sujetos a lo que les ordenen hacer los dirigentes de su partido o el Ejecutivo en turno; bailan al son que les toquen, lamentó Humberto Martínez Guerra.

Añadió que en su momento, los priistas prometieron acabar con el fuero constitucional que da inmunidad a los funcionarios públicos y no lo hizo, luego los panistas prometen lo mismo y tampoco lo hicieron, a pesar de ser un clamor de la ciudadanía quitar el halo de inmunidad.

Subrayó que los diputados legislan según sus intereses, no trabajan para beneficiar a la ciudadanía que representan, sino que hacen todo a modo para sacar provecho ellos o sus partidos, incluso mucha gente considera que ya no debería haber diputados, porque sólo representan un fuerte gasto para el erario público y no dan resultados.

El líder social recordó que durante la reciente campaña electoral, todos prometían transparencia y anticorrupción y una vez que tienen la oportunidad de eliminar el fuero, no lo hacen por así convenir a sus intereses, en nada abonan a la credibilidad de la gente.

Tanto el PAN como el PRI han ofrecido cambios a fondo, pero todo sigue igual; con estos actos de incongruencia no hay esperanzas de que las cosas mejoren, lo que indica que seguirá habiendo corrupción, y que los funcionarios queden inmunes, como ha sucedido en la mayoría de los casos de corrupción y no sólo en Aguascalientes, sino en todo el País; aunque vacíen las arcas, nada pasa, porque el pueblo es el que paga a través de más impuestos.

Sobre el nuevo gasolinazo, Martínez Guerra destacó que se trata de otro golpe para la población; se ofreció que con la Reforma Energética ya no habría necesidad de ello; en todo caso, que sea Pemex el que se apriete el cinturón y no la ciudadanía; “la paraestatal debe hacer los recortes necesarios para ajustarse a su presupuesto y no pretender que la gente siga pagando su ineficiencia, con una gasolina cada vez más cara”, subrayó.