El presidente del Colegio de Abogados de Aguascalientes, Francisco Frausto Ruiz Esparza, alertó sobre una nueva oleada de cobros extrajudiciales al más puro estilo gangsteril, en donde se falsifican documentos, se hacen pasar por autoridades judiciales, amedrentan a los deudores y en ocasiones, obtienen pagos parciales que no enteran a los bancos.

Indicó que se ha detectado en los últimos días, una nueva campaña de cobradores pertenecientes muy probablemente a despachos de cobranza “sin escrúpulos” que, mediante el empleo del miedo, realizan labores de recuperación de cartera vencida de bancos y tiendas departamentales.

El cobro de este tipo de cuentas está reglamentado, hay actividades prohibidas como las llamadas antes de las 7:00 horas y después de las 22:00, sin embargo, sistemas computarizados realizan llamadas telefónicas en horarios prohibidos, con la finalidad de meter en psicosis a los deudores.

Y no sólo eso, sino que también llegan a los domicilios, fingiendo que son funcionarios de la Fiscalía y del Poder Judicial, llegan de forma prepotente para dejar mensajes de cobranza que violan la ley, pues en ocasiones, hacen creer a los deudores que serán desalojados de sus viviendas a consecuencia de los adeudos, y ante estos abusos, pidió hacer caso omiso de esas amenazas, ya sólo la sentencia de un juez puede dar soporte a un desahucio, “tiene que haber una sentencia y si no la hay, nadie puede desalojar de sus viviendas a deudores”.

Este tipo de cobros, dijo, son muy parecidos a los que se dan entre grupos de gánsteres, pues emplean las amenazas, la psicosis y el miedo, lo que puede poner en riesgo la salud, no sólo de la persona que mantienen adeudos, sino de quienes habitan los domicilio que son objeto de este tipo de cobranza.

Dijo que la ley prohíbe a los cobradores tratar con menores de edad, especialmente niños y con adultos mayores, precisamente porque son los que más recienten en su salud y bienestar este tipo de cobros inhumanos.

“Sin embargo, se sigue usando a niños y mayores de edad para hostigar a los deudores, porque acuden en horarios en lo que los titulares de las deudas están fuera de casa, probablemente trabajando, entonces les tocan a los niños y a los abuelos recibir las amenazas, generando trastornos psicológicos a quien ni la debe pero sí la teme”.

El presidente del Colegio de Abogados pidió a quienes se encuentren en esta situación, acudir al Colegio por asesoría y orientación legal. “Siempre hay recursos legales de defensa, siempre hay oportunidad para que quienes tengan adeudos los puedan liquidar de acuerdo a sus posibilidades, sin dejar de cumplir con sus obligaciones, pero no tienen que padecer el maltrato de este tipo de cobradores”, afirmó.

En el Colegio de Abogados hay profesionales del derechos dispuestos a brindar apoyo legal y recomendó, para quienes tienen la posibilidad de pagar un abogado, que contraten a los que están colegiados, ya que tienen la seguridad de que harán un trabajo estrictamente apegado a la ética y a las buenas costumbres de profesionales del derecho.