El gobernador Carlos Lozano de la Torre y la presidenta del DIF Estatal, Blanca Rivera Río de Lozano, continuaron con la visita a comunidades rurales como parte de la gira del Zapatón 2016 “Manos Unidas para Caminar Juntos”, en donde reiteraron su reconocimiento a la solidaridad de la población de Aguascalientes que se sumó a esta iniciativa, para dignificar el andar de la población vulnerable.
En la comunidad de Lomas de San Antonio, en el municipio de San Francisco de los Romo, el mandatario estatal refrendó su amplio compromiso con este municipio y con toda su gente; aseguró que estos apoyos no serían posibles sin las donaciones de personas que con buena voluntad y gran generosidad permiten que estos apoyos se incrementen.
La señora Blanca resaltó que esta campaña ha sido de las más exitosas, debido a que se ha superado la expectativa de participación de la población, logrando acopiar este año más de 14 mil pares de zapatos.
Acompañada de la alcaldesa Margarita Gallegos Soto y de diversas autoridades, indicó que en las tres ediciones del zapatón se ha cumplido con el objetivo planteado, que es repartir zapatos nuevos y de calidad a la gente de las comunidades con mayor marginación social, y subrayó que nuevamente se constató la generosidad de la sociedad, porque el calzado acopiado se traducirá en sonrisas y alegría para los beneficiarios.
En la comunidad de La Punta, en el municipio de Cosío, la primera dama explicó que el zapatón es una auténtica cadena de amor, porque permite sumar voluntades para cumplir una meta, que es ayudar a las familias más necesitadas con un artículo tan básico e indispensable como es el calzado.
Acompañada por el presidente municipal, Gustavo Adame y la presidenta del DIF municipal, Patricia de Luna Murillo, indicó que este programa es un desahogo para la economía de muchas familias, ya que está en puerta el nuevo ciclo escolar.
En la comunidad Las Ladrilleras, de Pabellón de Arteaga, reiteró que se continuará trabajando con entrega y pasión hasta el último día de la administración estatal, para que la gente se sienta querida y atendida, con programas que contribuyan a mejorar su calidad de vida.