El delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) reconoció la importancia de que se cuente con un santuario destinado para el resguardo de grandes ejemplares que son asegurados por la dependencia federal, ya que estos deben permanecer bajo resguardo de sus propietarios ante la falta de un sitio especializado en Aguascalientes.
Indicó que el proyecto para la creación de un zoológico o santuario en el predio de Ignominia al poniente del municipio de Aguascalientes, continúa en proceso para que puedan rehabilitarse ahí los animales recuperados.
En la actualidad, cuando se decomisan ejemplares de tamaño mayor, deben trasladarse a santuarios de otros estados o tienen que permanecer en resguardo de sus dueños hasta que se resuelvan los procedimientos administrativos que regularicen la situación de la posesión de estos ejemplares, al referir el caso del zoológico particular de San José de Gracia, que tiene 377 animales bajo resguardo con un proceso administrativo en curso.
“El proyecto se está trabajando, como un lugar de rescate de vida silvestre, la idea es poner un centro en donde todas aquellas especies que sean aseguradas por parte de la Profepa puedan ser rehabilitadas como primer paso, para después soltarlas en un hábitat que sea el más semejante al que tienen de forma natural. Posteriormente se podría dar un zoológico o safari, pero por el momento la prioridad es el rescate y rehabilitación”.
Mencionó que la falta de un espacio propio, genera que aún haya circos que conservan animales en cautiverio, o bien deben trasladarse a Estados Unidos para recibir la atención y cuidados que requieren.
El proyecto de santuario en Aguascalientes podría recibir ejemplares asegurados en estados vecinos, e incluso podrían atenderse animales entregados voluntariamente por sus propietarios, concluyó.