El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en la entidad, Pedro Robledo Sánchez enfatizó que los pequeños y medianos constructores requieren más herramientas tecnológicas para mantenerse a la vanguardia, en una rama que siempre implica innovación y competencia.
Por esta razón, resulta de vital importancia que en la delegación se haya alcanzado un financiamiento de hasta un millón de pesos a través del Instituto Nacional Emprendedor, principalmente para equipamiento tecnológico, ubicándose como el primer lugar a nivel nacional en gestión de apoyos hacia el sector.
Expuso que durante los últimos dos años se apoyaron a cerca de 200 empresas, con subsidios de hasta un 80% para la adquisición de software y hardware especializados, además de dispositivos móviles requeridos para el trabajo en obra.
Señaló que el monto del financiamiento alcanzó los 600 mil pesos, con un importante apoyo de hasta 20 mil pesos que representa la actualización de las pequeñas compañías constructoras, las cuales resultan necesarias para satisfacer la demanda de proyectos, así como un impulso para su proyección y crecimiento.
“Nos reconocieron como la delegación más eficiente de todo el país, con la adquisición de tecnología de punta, todo lo que pueda ocupar una empresa puede financiarse, siempre que tengan las ganas de trabajar y bajarlo.
Enfatizó que la delegación estatal no es la más grande a nivel nacional, pero se ha adquirido una gran confianza para la gestión de apoyos gubernamentales, como sucedió este año con proyectos especiales, así como la Mega Expo Construcción.