La Parroquia del Señor del Encino enmarcó la celebración religiosa donde se llevaron a cabo los esponsales de Antonio Carreón Pizar y Erandene Román Valdez.
En el recinto sagrado, resaltó la presencia de sus respectivos padres, Fidel Carreón y Carmen Pizar, por parte del novio, así como Lupita Valdez y Marcos Román, por parte de la hermosa novia, quienes acompañaron a los contrayentes al altar del Cristo negro, con el propósito de brindarles su bendición para este nuevo comienzo en la vida de sus hijos.
El ministro de la Iglesia, llevó a cabo el ritual del matrimonio, para lo cual solicitó a la pareja ponerse de pie, para que ellos por el amor que se tienen se consagraran a una vida juntos, mediante el vínculo indisoluble que recibieron por el séptimo sacramento.
Una vez unidos, fueron partícipes de la eucaristía, como muestra de agradecimiento al Altísimo por permitirles conformar su propia familia.
En compañía de sus familiares y amistades cercanas, fue que los nuevos esposos protagonizaron un emotivo festejo, luego de la santa misa, en un lugar reservado especialmente para la ocasión.
Los presentes, alzaron sus copas por la eterna felicidad de los recién casados, gesto que Antonio y Erandene agradecieron infinitamente.