Adriana Alatorre
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 12-Jun .- ¿Podría hoy mantener su nivel de vida con únicamente el 25 por ciento de su sueldo?
Pues con el actual sistema de pensiones, eso es lo máximo que alcanzará en su jubilación, de acuerdo con Carlos Lozano Nathal, presidente del Colegio Nacional de Actuarios.
El sistema actual no garantiza una pensión digna para los trabajadores, sentenció el experto.
“Las pensiones que se otorguen rondarán 20 a 25 por ciento del último salario. ¿Quién vive con la cuarta o quinta parte de su salario?”, cuestionó.
En entrevista, Lozano Nathal explicó que México está envejeciendo a gran velocidad; lo que a Europa le tomó 100 años, en el país ocurrió en tan sólo 40.
“En México (el envejecimiento) nos está tomando muy de golpe y no estamos preparados. El riesgo es que tendríamos un país de viejos pobres”, alertó.
Según el especialista, si una persona mayor no alcanza una pensión, con sus ingresos del retiro no va a poder vivir, lo que se puede convertir en un problema social importante y en un pasivo para el Estado.
Además, al no tener disponibles recursos, no hay un fortalecimiento del mercado interno, lo que impacta en una economía débil.
“Entonces tendríamos un país de viejos, pobres y seguramente enfermos. No es el tipo de país que queremos, por eso necesitamos tomar decisiones hoy que permitan estar mucho mejor mañana”, afirmó.
Estudios realizados por los actuarios señalan como una mejor solución la de incrementar las aportaciones, pero no a una cuenta individual, sino a un programa de pensiones mínimas, donde cada persona aporte un 25 por ciento más, los empresarios colaboren con otra parte proporcional, del mismo modo que el Estado.
Así, estaría obteniéndose un 20 a 25 por ciento de aportación estatal, un 20 a 25 del patrón, y se alcanzarían pensiones de un 60 al 75 por ciento del suelo, lo que las convertiría en pensiones dignas.
“El trabajador está viviendo en un país imaginario porque cree que el Estado le debe resolver todo, y eso es un error. Piensa que el patrón debe resolverle todo y eso es un error. Él tiene que responsabilizarse, pero muchas veces no sabe cómo hacerlo”, consideró Lozano Nathal.
Según el especialista, con la reforma al sistema de pensiones operada en la década de 1990 el ahorro subió; sin embargo, ello no alcanzará para conseguir una buena pensión.
“Yo tengo en mi cuenta 100 pesos reales que están invertidos en la Afore. Cuando lo quiero traducir a pensión, me van a servir para una pensión de 50 centavos”, ilustró.
Así, si una persona lograra ahorrar un millón de pesos, alcanzaría para una pensión de menos de 5 mil pesos, explicó.

ASÍ LO DIJO
Carlos Lozano Nathal, presidente del Colegio Nacional de Actuarios.
“El problema no es si está financiado, sino si es suficiente o no ese peso. Si quisiera una pensión de 10 mil pesos mensuales, debería tener 10 millones de pesos ahorrados”.