Pese a las observaciones que al interior del cuerpo edilicio se han hecho con respecto al dictamen de varias de las cuentas públicas que mes con mes se presentan de parte de la administración municipal, algunas de las cuales han sido votadas en contra por la mayoría de los integrantes, la presidenta de la Comisión de Gobernación, Carmen Lucía Franco Ruiz Esparza confió en que no habrá irregularidades que sean sancionadas por el Órgano Superior de Fiscalización.

“El Órgano Superior de Fiscalización está en sus facultades de hacer las auditorías que estime convenientes, yo pienso que cada funcionario debe comprobar y responder por las acciones que se han emprendido en materia de gasto público; las auditorías que se tienen que hacer deberán de salir de manera adecuada. Hay algunas cuentas públicas que sí han tenido observaciones y mucho ha sido por la forma en que han presentado las áreas la documentación, y si son materia de una observación se tendrán que aclarar”, indicó.

La edil precisó que en lo que respecta a si se han aprobado o no, es únicamente en el sentido de la responsabilidad y el voto que decide emitir cada miembro del Cabildo; aseguró que el manejo del presupuesto tiene responsables que en determinado caso deberán responder si es que hubiera lugar a aclaraciones sobre cómo se está ejerciendo el gasto público.

“No creo que sea materia de preocupación para los miembros de la administración municipal, pero tal vez deberán de ser más cuidadosos en la forma en que presentan la cuenta pública para que los dictámenes no tengan las observaciones que se han hecho en las últimas sesiones en que este tema a estado a discusión y consideración del Cabildo”, subrayó.

Franco Ruiz Esparza apuntó que, en este sentido, la entrega recepción deberá llevarse a cabo en los términos legales que marca la Ley; consideró que será tersa, sin mayores conflictos. Enfatizó que en lo que se refiere al Cabildo se han estado dictaminando los asuntos presentados por el alcalde, cada quien de acuerdo a su conciencia y responsabilidad.

“La administración que entra tiene un periodo para que después de que le es entregada la administración puedan hacer observaciones y mandar llamar a los funcionarios que así estimen conveniente para que den las explicaciones que se requieran; está en cada funcionario estar con la conciencia tranquila de poder hacer una entrega de manera adecuada”, destacó.