LAS VEGAS, EU.- A ninguno de los contrincantes les inquieta el trabajo que harán los jueces mañana en la T-Mobile Arena.

Amir Khan conoce bien a los tres oficiales, mientras que Saúl Álvarez apenas ha visto a uno en alguno de sus duelos.

La Comisión Atlética del Estado de Nevada designó a Adalaide Byrd, Glenn Trowbridge y Glenn Feldman para sancionar el combate -cada uno cobrará 2 mil 950 dólares por su chamba- en el que “Canelo” pondrá en juego la corona Mediana del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Byrd y Feldman nunca han estado en peleas de Álvarez, mientras que a Khan le han tocado ya todos en su trayectoria.

“Yo salgo a pelear, no es una preocupación los jueces, hay que salir a pelear y a conseguir el triunfo por cualquier vía”, apuntó el mexicano.

El réferi será Kenny Bayless, quien se llevará 4 mil 150 dólares por su trabajo. Ha arbitrado duelos de ambos púgiles; eso sí, fue el tercero en el ring en la única pelea que ha perdido Saúl en su carrera, ante Floyd Mayweather Jr.

“Tenemos que salir a hacer nuestro trabajo, no preocuparnos por eso, ellos salen a trabajar y nosotros también”, puntualizó el inglés Khan.

“Estamos seguros que no habrá polémicas, son grandes jueces”, añadió el europeo.