Los partidos que conforman la alianza “Aguascalientes Grande y para Todos”, que impulsaron a la candidata, Lorena Martínez Rodríguez, a la gubernatura de Aguascalientes, manifestaron su confianza en que obtendrán la anulación de la elección.

En conferencia de prensa, encabezada por los presidentes de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), del Trabajo (PT), Nueva Alianza (PANAL) y Verde Ecologista (PVEM), confirmaron que la elección a la gubernatura fue impugnada ya mediante el recurso correspondiente y a la que le fue integrada una serie de pruebas que servirán para que las autoridades judiciales analicen y dictaminen la anulación de esa elección, solamente.

Explicaron los argumentos contenidos en el recurso de nulidad y en ese sentido, la presidenta del Comité Directivo Estatal del PRI, Norma Esparza, señaló que “la impugnación va en el sentido de la intervención de funcionarios municipales de Aguascalientes con el uso de los recursos públicos a favor de sus candidatos, el exceso en el tope de campaña por parte del candidato Martín Orozco Sandoval, y la intromisión de la Iglesia católica en el proceso mismo”.

Fue una elección plagada de irregularidades por parte del Partido Acción Nacional (PAN), por lo que se pretende darle a este pasado proceso electoral la certeza, legalidad y transparencia en beneficio de la consolidación de la democracia local, mediante el uso del derecho que tienen los partidos de inconformarse ante las irregularidades detectadas.

Por su parte, el delegado del CEN del PRI, Abel Salgado Peña, señaló que “la decisión de impugnar la elección, es de los propios partidos políticos aquí representados. Tras un análisis minucioso de las áreas jurídicas de los institutos determinamos interponer este recurso. No solamente se tiene el aval de las presidencias locales, sino que contamos con el total respaldo de las dirigencias nacionales”.

Agregó que entre las observaciones realizadas en dicho análisis, se encontraron claras evidencias de que el gobierno panista de la presidencia municipal de Aguascalientes, encabezado por Juan Antonio Martín del Campo, utilizó recursos públicos para beneficiar con ello el voto hacia su partido.

Además, el PAN rebasó hasta en un 20% el tope de campaña estipulado para la elección a gobernador, lo cual es causa de nulidad.

Alberto Solís Farías, secretario del CDE del PRI, explicó que “se dio seguimiento a todas los actividades de campaña desplegadas por los adversarios, y tenemos documentado, que el rebase de topes de campaña se verificó por más del 20% del monto autorizado para la campaña de gobernador”.

De acuerdo con el artículo 41 constitucional, “da lugar para anular la elección, ya que este tipo de infracción, amerita la nulidad de la elección cuando el triunfo se da por menos de cinco puntos porcentuales, y además la sanción adicional es que el candidato que rebasa el tope de campaña no pueda participar en la siguiente elección extraordinaria”.

Se cuenta con la documentación en la que se acredita la actividad del clero en el proceso electoral de Aguascalientes, otro factor que se suma al cúmulo de irregularidades para echar abajo la elección.

Finalmente, detalló que dicho recurso fue interpuesto ante el Consejo General del Instituto Estatal Electoral (IEE), por parte de Francisco Ramírez Martínez, representante legal propietario de la coalición, el expediente contiene las pruebas para impugnar con los elementos violatorios con fundamentos y con base en los artículos 41, 116, 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 338, 339, 341, 344, 345, 346, 347, 351 y 352 del Código Electoral del Estado.