Juan Carlos García/ Agencia Reforma

CDMX.- Para Conan O’Brien, México tiene una energía y vibra únicas, por eso vino a la Ciudad para demostrar esos aspectos a su audiencia en Estados Unidos con un programa que grabará la próxima semana, además de participar en una telenovela, comer hasta saciarse de antojitos y explorar sitios que le impacten.
Conan Sin Fronteras: Hecho en México es el pretexto del conductor, que trabaja en el canal TBS, para empaparse de la cultura del país, que ha sido despreciado por el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo cual le apena.
“Lamentablemente, y por los resultados (de las elecciones), me doy cuenta que existe un prejuicio o una idea errónea sobre México, y todavía mucha gente percibe esos clichés. Yo vine a conectar aquí, a llenarme de su energía.
“Venimos con todo el gusto del mundo a hablar del México del que ustedes se sienten orgullosos, del vibrante, y no del que hablan mal. Tengo toda la expectativa de conocer y ver más de lo que sé”, indicó O’Brien en entrevista exclusiva.
Antes de bajar del restaurante “Balcón del Zócalo”, en donde comió sopa de tortilla, hacia la Plancha de la Constitución, el pelirrojo de 53 años adelantó que hará una breve intervención en “Mi Adorable Maldición”, el teledrama de Televisa estelarizado por Renata Notni, Pablo Lyle y Laura Carmine.
“Pues ni sé qué haré. Mi equipo de producción es el que lo define y yo iré en mi papel y nada más”, dijo al ser cuestionado al respecto aunque no está claro si formará parte de la telenovela o de un sketch de su show.
Desde enero, el considerado uno de los anfitriones de late shows más influyentes de EU, aseguró que vendría a México para realizar un programa con staff totalmente local, con la finalidad de reparar las relaciones entre ambos países, debido a los constantes ataques de Trump. Y si lo echaban de su nación, aseguró que pediría asilo aquí.
“Claro que me vendría a vivir aquí, pero tendría que decirle a mi mujer y a mis hijos que ya no viviría allá. Aprendería español, sin duda; tendrían que venirse a vivir conmigo.
“Vine cuando tenía 10 años y quiero reencontrarme con lo fantástico que es. Mi padre es un investigador científico y estuvo en un encuentro con doctores, y recuerdo que, como tenía mi cabellera gigantesca, anaranjada, y además, con pecas, las mujeres llegaban y me tocaban el cabello. A esa edad era un poco embarazoso. Ahora me encantaría que lo hicieran”, expresó.
Conocido por su trabajo como comediante y ex escritor de la plantilla de “Los Simpson” y de “Saturday Night Live”, Conan disfrutó su primer día en la capital del país paseando en el Centro, por las calles Francisco I. Madero, 5 de Mayo e Isabel La Católica.
“Quiero probar todo lo que hay en México. Tienen comida fantástica que, claro, no es la de Los Angeles. Quiero seguir amando a México”.
Durante el recorrido, algunas personas le dieron obsequios, mientras su equipo lo filmaba, como bandas para el cabello, tirantes, figuras típicas de Oaxaca y dulces, por lo que una de las asistentes les pidió a casi todos que firmaran en un papel de autorización, en caso de que salieran al aire.