Érika Hernández y Arcelia Maya
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 22-Ago .- El Presidente Enrique Peña advirtió ayer a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que no habrá más diálogo con las autoridades federales si no garantizan el regreso a clases.
Durante el arranque del ciclo escolar 2016-2017, en Toluca, el Mandatario manifestó que la educación no es negociable, por lo que no se vale que los maestros opositores a la reforma educativa tomen como rehenes a los niños.
“Quiero hacer un llamado respetuoso a todos los maestros y maestras, incluso particularmente a aquellos que están en oposición a la reforma educativa, a que asistan a las aulas.
“No habrá más diálogo si antes no garantizamos que las niñas y niños puedan recibir la educación en las aulas. Primero la educación y luego el diálogo. El Gobierno de la República siempre mostrará disposición para hablar y atender distintas demandas, pero lo único que no está sujeto a negociación es la reforma educativa”, señaló.
Desde la escuela Eudoxia Calderón Gómez –donde cursó el sexto grado de primaria–, Peña reconoció a los profesores “que sí se la juegan por la educación” y a los padres que han respaldado la transformación del sector educativo.
En la ceremonia también participaron el secretario de Educación, Aurelio Nuño, y el líder del SNTE, Juan Díaz de la Torre.
El pronunciamiento del Presidente se dio luego de que la CNTE concretó su boicot al arranque de clases, principalmente, en Oaxaca y Chiapas y de movilizaciones en donde tiene mayor presencia.
Con base en datos aportados por los gobiernos estatales, la Secretaría de Educación (SEP) informó que el boicot de la Coordinadora alcanzó en Chiapas al 58 por ciento de escuelas, esto es aproximadamente 11 mil 600 centros educativos; mientras que en Oaxaca afectó al 53 por ciento, esto es, 7 mil 146 centros escolares.
En Michoacán abrieron normalmente el 97 por ciento de las escuelas y en Guerrero el 99 por ciento, principalmente de las regiones Centro y Montaña.
En la Ciudad de México operaron con normalidad 4 mil 311 escuelas de nivel básico y sólo 11 planteles no tuvieron actividades.
“La SEP reitera que toda la información de las entidades fue reportadas por los propios gobiernos de los estados y en coordinación con ellos se aplicarán los descuentos a quienes no se presentaron a trabajar”, informó la dependencia.