Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero 16-Oct .- Un comandante de la Policía Comunitaria del Frente Unido de Seguridad del Estado de Guerrero (FUSDEG) fue ejecutado ayer.
Además, siete personas más perdieron la vida en otro día más de violencia en la entidad.
El policía, identificado como Julio Alarcón Astudillo, laboraba como trabajador del volante de la ruta Chilpancingo-Petaquillas y fue asesinado de un tiro en el estacionamiento del mercado San Francisco, ubicado a tres cuadras del Zócalo de Chilpancingo.
Versiones de los testigos señalan que un individuo armado entró al estacionamiento y le disparó un tiro en el pecho a Alarcón Astudillo quien quedó sentado frente al volante de la unidad que conducía.
El asesino cruzó el corredor donde están las fondas y para atemorizar a la gente disparó varias veces al aire antes de huir.
En respuesta, habitantes de la comunidad de Petaquillas bloquearon la carretera federal Chilpancingo-Acapulco en demanda del esclarecimiento del asesinato.
Los pobladores iniciaron el cierre de la vía a las 15 horas y hasta el cierre de esta edición seguía la protesta con el bloqueo en la vía federal..
Al bloqueo llegó el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (Coddehum) Ramón Navarrete Magdaleno para dialogar con los manifestantes y lograr que se establezca una mesa de diálogo con autoridades del Gobierno estatal.

Jornada roja
En esta misma ciudad también fue asesinado de dos balazos un hombre en la calle 4 de la colonia El PRI.
Además fue encontrado el cuerpo de una mujer asesinada de un balazo en la cabeza y con un brazo cercenado en la carretera Chilpancingo-Chichihualco, en el lugar conocido como “El Polvorín”, al norte de esta capital.
Autoridades de Seguridad Estatal informaron que dos hombres, uno de 36 y otro de 40 años, también fueron asesinados en la comunidad de Bajos del Ejido, del municipio de Coyuca de Benítez.
Los dos dos cadáveres fueron localizados a unos metros donde se encuentra un retén de seguridad del Ejército.
En Acapulco, en la colonia Emiliano Zapata, frente a la tienda Comercial Mexicana fue encontrado muerto a balazo un joven de 20 años de edad.
Esta persona tenía en sus manos un fajo de billetes envueltos en un trapo negro.
En tanto, en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, cerca de la localidad de Petatlán, fue encontrado el cuerpo de un hombre asesinado a balazos.
Los familiares de la víctima se llevaron el cuerpo en una camioneta e impidieron que peritos forenses del Servicio Médico Forense (Semefo) lo metieran a la ambulancia.
En Zihuatanejo, un grupo de individuos que se desplazaban en un automóvil lanzaron una bolsa negra en cuyo interior iba un hombre sin vida.
Esta persona sin vida estaba amordazada y envuelto en una sábana.