Al concluir el proceso penal al que fue sometido por el delito de violación, un sujeto fue sentenciado a 15 años de prisión, tras comprobarse que abusó sexualmente de una jovencita que actualmente tiene 14 años, hija de quien fuera su pareja sentimental.
El sentenciado es Miguel, de 34 años, quien permanecerá recluido en el Cereso para Varones “El Llano”.
Fue el titular del Juzgado Mixto de Primera Instancia con sede en el municipio de Jesús María, quien dictó esta sentencia condenatoria con base en las pruebas aportadas por la Fiscalía General del Estado, a través del agente del Ministerio Público.
Miguel fue detenido por policías ministeriales en la calle Paseo del Hule del fraccionamiento Paseos de las Haciendas, en el municipio de Jesús María, en fecha 4 de diciembre del 2015, en cumplimiento a una orden de aprehensión que fue girada en su contra por el delito de violación.
Los hechos en los que se vio involucrado el ahora sentenciado, se registraron el 24 de agosto del año 2013, cuando la víctima era apenas una niña y contaba con 11 años de edad.
En esa fecha, fue abusada sexualmente por su padrastro.
De acuerdo a las investigaciones que realizaron en ese tiempo los agentes del Grupo Especial Avante de la PME, la niña se encontraba desayunando en su domicilio ubicado en el municipio de Jesús María, donde vivía junto con su mamá y su padrastro.
Su padrastro tenía siete años de estar viviendo en ese domicilio y durante ese tiempo no se había registrado alguna agresión similar.
Sin embargo, en esa fecha, siendo aproximadamente a las 11:00 de la mañana, Miguel le pidió a su pareja sentimental que fuera por tortillas, ya que se habían terminado.
La mujer salió de la casa y se dirigió a una tortillería, donde tardó algunos minutos.
Pero al regresar a la vivienda, observó que su hija salía del baño con lágrimas en sus ojos y detrás de ella iba Miguel, razón por la cual les preguntó qué había sucedido.
En ese momento la niña le narró a su mamá que su padrastro le había realizado tocamientos obscenos en el interior del baño.
Los policías ministeriales descubrieron que no era la primera vez que la niña era víctima de agresiones sexuales por parte de su padrastro.
Y es que el 18 de agosto del 2013, Miguel, quien se encontraba bajo los influjos de las bebidas alcohólicas, abusó sexualmente de la niña, para posteriormente amenazarla.
Le dijo que si le comentaba algo de lo sucedido a su mamá, las iba a matar a las dos. Por miedo a que las fuera a lastimar, fue que no le informó en esa ocasión a su progenitora de lo ocurrido.
Cabe destacar, que además de la sentencia de 15 años de prisión que recibió este sujeto, también tendrá que pagar 11 mil 593 pesos por concepto de multa.