CDMX.- Alberto Cortez ofreció tanto el jueves como ayer dos conciertos especiales llenos de romanticismo en el Teatro Diana.
En su encuentro con el público tapatío después de tres años, el cantautor argentino, de 76 años, dedicó una selección de piezas de su repertorio, las cuales interpretó de manera íntima, sólo con voz y piano.
Durante sus recitales incluyó temas como “Mariana”, “A Mis Amigos” y “Te Llegará una Rosa”.
En el show del jueves se le vio muy interactivo con la audiencia, y en algunas ocasiones contó una que otra anécdota referente a la melodía. Debido a sus problemas de salud, Cortez permaneció las dos horas de concierto en una silla frente al pianista Fernando Badía. (Lorena Jiménez/Agencia Reforma)