Dicen que no se sienten las despedidas… Dile al que te lo dijo que se despida, sobre todo de los seres que adora…
Amigos golfistas de Jorge Muñoz Fernández, se dieron cita para tomar parte en un torneo de despedida para el buen amigo que viajará a Luxemburgo, en plan de trabajo, donde ejercerá su profesión. Para ello, al culminar las acciones deportivas, golfistas y sus familias acudieron a la residencia de los Muñoz Fernández, para saborear una exquisita paella y desearle lo mejor a Jorge en su despedida de México.
El director de golf, profesor Candelario Moreno Piña apoyó en la organización del Torneo “Amigos de Jorge Muñoz Fernández” y los ganadores fueron Rodrigo Medina, Víctor Medina, Víctor Loera “Canelas” y Gerardo González, quienes sumaron 61 golpes en la competencia.
En la modalidad “a go go”, el segundo lugar fue para el señor Jorge Muñoz Martínez, con Uriel “Uri” Domínguez, Carlos Fernández y Jesús Tirado, que cumplieron su recorrido con 63 golpes.
En tercer lugar quedó el grupo de Jorge Muñoz Fernández, con Sergio Ramos, Hiram Morales y Marco Galindo, que cerraron con 64 golpes.
El señor Igor Cisneros con Gerardo Carrera y Samuel Larios Jr. quedaron en cuarto lugar con 66 golpes.
Durante la comida de premiación que también se llevó a cabo en la residencia de los Muñoz Fernández, en el Club Pulgas Pandas, todos sus amigos le desearon lo mejor a Jorge, un joven que muestra madurez y va confiado para iniciar una nueva vida, en Luxemburgo, un país oficialmente denominado Gran Ducado de Luxemburgo, situado en Europa Central que forma parte de la Unión Europea. Se trata de un estado sin litoral, rodeado por Francia, Alemania y Bélgica.
En la residencia lucieron como anfitriones, sus papás, Jorge Muñoz Fernández y la señora Lourdes Fernández de Muñoz, así como Anna Muñoz Fernández y Karla Ruiz, quienes en todo momento se mostraron amables y atentos con sus invitados.
Durante el convivio Jorge señor, portó una cachucha con el letrero: “Se me va mi niño”, pero seguro es que portará otra cuando el joven Jorge regrese que dirá: “Regresó un gran hombre”. Suerte y éxito, Jorge y nunca olvides gritar el ¡Viva México!