Hacer cine de calidad en Aguascalientes no es un sueño, la realidad quedó plasmada en el cortometraje que rinde tributo a Batman en “Right and Wrong”, exhibida en salas Cinepólis, cuya idea surge por un traje del vengador de la noche, que inspiró a cientos de personas a colaborar en el proyecto convocado por Nacim Seoane, por el amor al séptimo arte.
El corto, con una duración de 28 minutos, cumple los parámetros del género de acción y ficción, que hoy es explotado en Hollywood con decenas de producciones basadas en comics.
El proyecto, sin fines de lucro, es un pretexto para presumir el talento local, desde el que actúa hasta el que maquilla, para que finalmente se tenga un resultado como en el cine, con la diferencia de que la historia pudo realizarse con 7 mil pesos y la suma de esfuerzos de más de 350 personas, el respaldo de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Gobierno del Estado de Aguascalientes, y decenas de patrocinios.
“No soy director de cine, soy un enamorado de la postproducción y los efectos visuales, cuando veo el traje réplica que compró un amigo, teníamos un personaje y dijimos ‘hay que hacer algo’. De ahí surgió el Batman de Aguascalientes, un primer corto de ocho minutos que sirvió mucho porque gustó mucho, hubo críticas buenas y malas, y una motivación para hacer algo de mejor calidad”, refirió Nacim Seoane.
Este ejercicio es una motivación para que los jóvenes egresados de Aguascalientes dejen los miedos de hacer un cortometraje porque no tienen dinero, esta es la prueba de fuego, porque Jorge Iturrioz, Cristián Macías y yo, con un equipo de 35 personas en producción, lo logramos con cero presupuesto.
Nacim Seoane refirió que tras la decisión de realizar el proyecto se encadenó el apoyo de personas interesadas en sumarse al proyecto, como extras, seguidores del personaje, empresas que colaboraron con préstamos, equipo, para que en tres meses se pasara de la preproducción a la presentación del cortometraje.
“Después de la presentación la gente nos pregunta emocionada, ¿qué sigue? El mensaje es claro, que más jóvenes que estudian cine o comunicación, o simplemente tienen una atracción, se animen a realizar un sueño en más proyectos como éste”, subrayó.

“No soy director de cine, soy un enamorado de la postproducción y los efectos visuales”
Nacim Seoane