Tremendo susto se llevaron integrantes de una familia, luego de que al desplazarse por la avenida Poliducto a bordo de un vehículo, fueron alcanzados por otro coche desde el cual les comenzaron a disparar con una pistola.
Lo anterior provocó un impresionante operativo por parte de la Policía Preventiva, Policía Estatal y Policía Ministerial del Estado.
Afortunadamente, la familia fue atacada con una pistola de postas, y nadie resultó herido y todo quedó en un susto.
Aproximadamente a las 19:15 horas se activaron los servicios de emergencia, después de reportarse que en la avenida San Gabriel y esquina con la calle El Coesillo, en el fraccionamiento Ojocaliente II, se encontraba una persona que había sufrido una agresión a balazos.
Lo anterior provocó la movilización de policías estatales, policías preventivos municipales de Aguascalientes y agentes ministeriales.
Al llegar al lugar señalado, encontraron estacionado un vehículo Ford Topaz, color negro y placas de Aguascalientes, en el cual viajaban un hombre, su esposa y un bebé.
Agentes del Grupo Homicidios de la PME interrogaron al conductor identificado como Jesús, quien comentó que minutos antes se desplazaba por la avenida Poliducto, en dirección de norte a sur, a bordo del coche Ford Topaz y en el que era acompañado por su esposa y su hijo.
Repentinamente, al llegar a la esquina con la calle Urbanismo, fue alcanzado por un automóvil Cutlass Eurosport, color blanco, en el cual viajaban cuatro personas del sexo masculino que no logró identificar.
Señaló que repentinamente, uno de los sujetos sacó lo que aparentaba ser una pistola y comenzó a disparar directamente hacia su coche, destrozando completamente la ventanilla del lado del conductor.
A pesar de la sorpresa, Jesús pisó el acelerador y trató de escapar de sus agresores, quienes lo persiguieron por la avenida Poliducto, hasta llegar a la avenida San Gabriel donde los perdió de vista.
Señaló que los desconocidos escaparon hacia el fraccionamiento J. Guadalupe Peralta.
Lo anterior originó un despliegue policiaco hacia aquella zona, hasta donde se trasladaron policías estatales, policías preventivos y agentes ministeriales, pero no se logró ubicarlos.
Por las evidencias encontradas, se determinó que la familia fue agredida con una pistola de postas, sin que, afortunadamente, hubiera personas lesionadas.