La impugnación de los resultados de elección de la gubernatura de Aguascalientes será resuelta sin presión ni pasión, como se atiende cualquier asunto que es recibido por la Sala Administrativa Electoral del Estado, afirmó el magistrado presidente de este órgano, Enrique Franco Muñoz.

Manifestó que el tema de la gubernatura es un asunto trascendente porque atañe a la colectividad, pero se atenderá con la cabeza fría y seriedad que implica la resolución sobre una impugnación, como la de una multa que presenta cualquier ciudadano.

“Vamos a resolver sin presión; los asuntos electorales son importantes porque afectan a la colectividad, a partidos políticos, y asociaciones políticas, pero también es importante un asunto presentado por un particular”, subrayó.

El magistrado indicó que la ley señala la obligación de resolver los recursos de nulidad en un término prudente, sin que haya plazos fatales, lo cual se debe valorar sobre los términos que marcan el inicio de gestión de las nuevas autoridades.

Fuentes al interior del Instituto Estatal Electoral, confirman que la autoridad local dio aviso a la Sala Administrativa Electoral sobre un total de 24 impugnaciones a presentarse, de las cuales, 6 ya se radicaron al órgano jurisdiccional, mientras que el resto podrían enviarse en las siguientes horas al continuarse con los trabajos de integración de expedientes por parte de la Secretaría Ejecutiva del IEE.

En ese sentido, representantes jurídicos de partidos políticos estiman que la Sala Administrativa Electoral tiene un espacio de dos meses para resolver los recursos de nulidad que se presenten con la solvencia suficiente para dejar a salvo los derechos de los interesados en caso de que deseen recurrir ante la Sala Regional Monterrey, o la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Así mismo, consideran que en la experiencia de otros procesos electorales, la Sala Electoral Local también priorizará los plazos próximos de las querellas de conformación del Congreso estatal a iniciar labores en agosto, seguido por la gubernatura en el mes de diciembre y finalmente los ayuntamientos en el primer minuto de enero próximo.