El pan de vida ha sido recibido por los hermanos Camila Sofía, Gerardo y Daniel García Viramontes, en una conmovedora celebración religiosa llevada a cabo en la Capilla del Sagrado Corazón de Jesús (Fresnos).
Sus papás, además de sus respectivos padrinos, participaron con ellos de la sagrada eucaristía y de la ceremonia que se ofreció en el bello recinto en su honor.
El sacerdote que presidió la santa misa, les recordó el momento de su bautismo, con el que les fue borrado el pecado original de su alma. Ahora, con la recepción del sacramento eucarístico, removerán de su corazón toda maldad y reforzarán un lazo amistoso con Jesús, con la promesa de que él permanecerá en ellos en cada etapa de su vida.
Su compromiso, les dijo, será conservar esa alianza, manteniéndose en gracia divina, para que así, cada vez que lo deseen, reciban al Dios vivo en su corazón.
Al término de la solemnidad, los asistentes se congregaron en honor a los festejados y su familia, para celebrar en una sana convivencia este inolvidable suceso.