En la capilla de San Peregrino Laziosi, Santiago Estrada Cuevas y Natalia Tapia Cuevas estrecharon una cercana amistad con Jesús, mediante el sacramento de la Comunión.
Al recinto acudieron en compañía de sus papás, Gaby Cuevas y Alfredo Estrada y padrinos, Ingrid Pérez y José Luis Cuevas, por parte de Santiago, mientras que Natalia lo hizo con sus padres, María Elena Cuevas y José Tapia y sus padrinos, Gaby y Alfredo.
Más tarde, los festejados participaron de una reunión en su honor al lado de sus seres queridos.