Comulgan por primera vez

Las hermanas Andrea y Montserrat Torres Ponce de León recibieron en su corazón por primera vez el cuerpo y la sangre de Jesucristo, con lo cual estrecharon una hermosa amistad con el Salvador.
La capilla de San Peregrino Laziosi abrió sus puertas para llevar a cabo en su recinto la santa misa, en la que recibieron con agrado la sagrada comunión; en dicha celebración, además, participó Olivia Ponce de León, mamá de las niñas, al igual que sus madrinas Lucía Arroyo y Sara Morales.
Por su parte, las neocomulgantes Andrea y Montserrat agradecieron a Dios por esta bella ocasión, con una pequeña oración que en silencio dirigieron al cielo, luego de comer del pan de vida.
Familiares y amigos de las hermanas las acompañaron en este importante evento, compartiendo con ellas gratos e inolvidables momentos de su eucaristía y del festejo que en su honor se llevó a cabo.