Comulga por primera vez

Ian Paulo se acerca con devoción a Jesús

Jesús es quien iluminará el sendero de Ian Paulo Acevedo Aldana, luego de que recibiera la primera comunión.
La ceremonia sacramental se llevó a cabo en la capilla San Peregrino Laziosi ubicada en el fraccionamiento Campestre La Herradura donde estuvieron presentes los familiares y amigos más cercanos del neocomulgante, destacando la presencia de sus orgullosos papás y padrinos, quienes elevaron sus oraciones para pedir a Dios por la salud y el bienestar de Ian Paulo, además de dar gracias por los favores recibidos.
Momentos antes de que el ministro de la Iglesia otorgara el vino y la hostia al pequeño, explicó el significado de dicho sacramento, manifestando que es el acto que permitirá a Ian Paulo estar en “comunión” con Cristo, siendo para él un amigo inseparable.
Aseguró también que deberá cumplir responsablemente con lo prometido, que es realizar ordinariamente el acto de confesión, por lo menos en cada misa dominical y así estar en constante comunicación con el Creador.
Sin duda, el momento más emotivo fue cuando Ian Paulo se arrodilló frente a la imagen sagrada de Jesús para comulgar por vez primera.
Después, la familia Acevedo Aldana ofreció un banquete en honor a Ian Paulo, quien tuvo la oportunidad de convivir gratamente con sus seres queridos.

Compartir
Artículo anteriorDichosa ocasión
Artículo siguienteGran festejo