GUADALAJARA.- Tras someterse el lunes a una operación de bypass gástrico, Alejandra Orozco salió ayer del hospital para comenzar su nueva vida, como ella lo dice.
“Ya después me van a ver bien buena. Que tiemblen Ninel Conde y Lorena Herrera, porque voy con todo. Esperen muy pronto a la nueva Alejandra”, bromeó Orozco.
La operación, que consistió en hacer una reducción de estómago y una modificación a la anatomía del intestino, con la finalidad de que coma poco y pierda peso, fue un éxito. La cantante dice que duró 60 minutos, que ni sintió.
“Ha sido una cirugía sin dolor. Venía muy tranquila, sentía que lo tenía todo fríamente calculado, pero la realidad es que cualquier cirugía te da cierto temor, pero ni cuenta me di”, platicó.
“Estoy comiendo prácticamente nada, sólo líquidos. Me siento un poco mareada, pero se quita en cuanto mi cuerpo empiece a asimilar”.
De acuerdo con el doctor, la ex participante de La Voz… México perderá el 60 por ciento de exceso de peso en tres meses y será hasta un año cuando llegue a su peso ideal, que es entre 75 y 80 kilos. (Daniel Garibay/Agencia Reforma)