Atrás quedó su etapa de noviazgo, ahora han quedado ante los ojos de Dios y de la sociedad unidos en santo matrimonio Eduardo Flores Rivera y Montserrat Durón Pérez.
El enlace matrimonial entre los jóvenes fue enmarcado por el hermoso templo de San Antonio de Padua, recinto al que arribaron debidamente acompañados por sus papás, Bartolo Flores y Laura Rivera, por parte de Eduardo, al igual que Ricardo Durón y Martina Pérez, por parte de Montserrat. Presencia importante fue la de sus padrinos de velación César Cepeda y Elodia Rodríguez.
Convencidos de su amor, la pareja intercambió votos de fidelidad y compromiso, para convertirse en marido y mujer. El oficiante, ofreció a los contrayentes sabios consejos para esta nueva vida que comienzan juntos y que a palabras del clérigo, cualquier conflicto que les sobrevenga en su vida conyugal, deben ponerla en las manos del Señor y que sea él, quien con su infinita gracia, les dé la sabiduría para salir adelante.
El importante acontecimiento fue celebrado en la Quinta Los Pavorreales, lugar bellamente adornado para recibir a los recién casados a su boda civil y en donde familiares y amigos se congregaron en su honor, para brindar por la felicidad de los jóvenes enamorados.