Una maravillosa velada protagonizaron los esposos Alberto Ortega Ramos y Margarita Calderón de Ortega, con motivo de sus bodas de plata, festejo que tuvo lugar en el Gran Hotel Alameda.
Familiares y amigos se reunieron con ellos para compartir gratos momentos y felicitar a la pareja por toda una vida llena de felicidad.
La renovación de sus votos matrimoniales luego de 50 años, se llevó a cabo en la hermosa Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, recinto al que arribaron en la compañía de sus hijos, Laura y Ricardo, quienes como acto de amor hacia sus padres, tuvieron a bien otorgarles la bendición.
Tal y como lo hicieron el día de su boda, ambos nuevamente se hicieron promesas de amor eterno, convencidos de ese compromiso que los consagró a su familia.
Cálidos y sinceros aplausos recibió la familia Ortega Calderón por este importante acontecimiento, el cual fue inmensamente agradecido a Dios por Alberto y Margarita.