Finalmente, defraudados de Ficrea comienzan a recuperar sus ahorros; el subdelegado de Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, señaló que los afectados en la entidad por esta sociedad financiera popular recibieron el primer pago de los recursos invertidos; se estima que fueron cerca de 130 personas en Aguascalientes, las que perdieron parte de su patrimonio en 2014.
El funcionario apuntó que si bien no todos los defraudados acudieron a solicitar la intervención de la Condusef, y a presentar la debida queja ante esta instancia, por la magnitud del problema, ya que esta Sofipo fue intervenida por la Comisión Nacional Bancaria de Valores por presunto lavado de dinero, y han dado seguimiento puntual al caso.
Puntualizó que en 2015 se realizó un pago a los ahorradores por concepto de seguro de deposito, el cual ascendió a 25 mil UDIS (unidades de inversión), lo cual en pesos se tradujo a 131,500 pesos, con ello quienes tenían un ahorro menor recuperaron la totalidad de sus recursos, sin embargo, la mayoría de los defraudados tenían sumas mayores invertidas en Ficrea.
“Los defraudados que no recuperaron la totalidad de su inversión ingresaron a un procedimiento concursal para recibir la diferencia, que se obtuvo mediante el remate de los bienes de dicha empresa, se trata de casas, edificios, carros y otros activos; la CNBV le retiró autorización para operar como Sofipo algunos meses después del fraude y todos los usuarios debieron haber presentado su demanda de reconocimiento de adeudo ante el Juez de lo Concursal; ahora viene una etapa del pago de cada uno de los ahorradores que hayan presentado su documento de adeudo en la proporción que alcance el dinero que hayan hecho efectivo”, detalló.
En esta primera etapa se estima que los afectados podrán recuperar entre un 10% y 30% del capital invertido; en el portal de Ficrea está publicada la Sentencia de Reconocimiento, Graduación y Prelación de Créditos emitida por el juez Décimo Cuarto de Distrito en Materia Civil del Primer Circuito, en la que se reconoce a los acreedores, a quienes les serán pagados conforme los recursos obtenidos en la subasta de bienes.
En el mismo se reconoce a cerca de 4,000 personas, entre las que se repartirán los 600 millones obtenidos; la sentencia que declaró en quiebra a la sociedad en octubre de 2015 reconoce a 27 aguascalentenses a quienes se tiene que devolver casi 60 millones de pesos.