Conmovedora acción de gracias celebrada en el templo de San Diego, protagonizó Marcelina de la Cruz López, quien arribó a la casa de Dios para postrarse ante él, con el propósito de recibirlo en su corazón como muestra de retribución por los dones con que ha sido agraciada.
Armando de la Cruz de la Cruz y Amalia López, sus padres, participaron junto con su hija de la sagrada eucaristía, al igual que su madrina Lupita Macías y sus pequeños hermanos, Sebastián, Noé y Estefanía.
La quinceañera de dulce sonrisa, recibió con gran afecto la homilía que a ella dedicó el ministro de la Iglesia, que completó con una felicitación para la bella señorita por escuchar el llamado de Cristo y acudir en su nombre para dar gracias por su décimo quinto aniversario de vida.
Luego de la santa misa, la familia de la jovencita la acompañó a festejar la edad de las ilusiones con una cena que prepararon en su honor en un lugar tan especial como ella.