Un comando armado asaltó un tren carguero que había salido de Aguascalientes y tenía como destino el municipio Cañitas de Felipe Pescador, en el estado de Zacatecas.
El violento robo se registró a la altura del poblado de Berriozábal, Zacatecas.
Tras amagar al maquinista y a los “garroteros” con rifles de asalto, los delincuentes se dieron a la tarea de sustraer el diesel de las máquinas de Ferromex.
Tras un operativo llevado a cabo por agentes de la Policía Estatal Preventiva de Zacatecas, se lograron recuperar 1,200 litros de diesel, además del aseguramiento de dos camionetas.
El convoy del FC salió de Aguascalientes el domingo pasado.
El maquinista Oscar “N” “N”, iba a cargo de las máquinas 4082 y 4091 de Ferromex.
El ferrocarrilero señaló que al llegar al poblado de Berriozábal, se activó el freno de emergencia, después de que sujetos desconocidos desconectaron las mangueras de aire, lo que provocó que el tren hiciera alto total.
Cuando el maquinista y varios de sus ayudantes pretendían verificar el motivo por el cual el tren se había detenido, repentinamente fueron interceptados por varios hombres, quienes los amagaron con rifles de asalto y pistolas tipo esucadra, obligándolos a permanecer en las máquinas.
Los asaltantes procedieron a sustraer el diesel que colocaban en unos tambos.
Mientras tanto, en la Unidad Regional de Seguridad de “Las Arsinas”, en el municipio de Trancoso, Zacatecas, se recibieron varios reportes donde informaban que estaban robando al ferrocarril a la altura del poblado de Berriozabal.
Varias patrullas de la Policía Estatal Preventiva se dirigieron al lugar señalado y observaron que el tren estaba totalmente detenido, además de que junto a las máquinas había varias camionetas estacionadas.
Cuando los delincuentes se percataron que llegaban las patrullas de la PEP, de inmediato se dieron a la fuga por caminos de terracería que conducen al municipio de Ciudad Cuauhtémoc, Zacatecas.
Los policías estatales preventivos iniciaron la persecución de los sospechosos y minutos más tarde, localizaron abandonadas dos camionetas en el municipio de Ojocaliente, Zacatecas.
Se trata de una camioneta Ford F3500, modelo 1988, color negro, que contenía dos contenedores con capacidad de 1,200 litros, uno de los cuales estaba lleno de diesel.
Asimismo, una camioneta Ford pick up, modelo 1977, color verde, que llevaba otros dos contenedores, de los cuales uno estaba vacío y el otro tenía apenas 50 litros de diesel.

ASALTO A CAMION FUE EN ZACATECAS
Por otra parte, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPEA), informó que el asalto carretero que se registró en un camión foráneo de la línea “Futura”, durante la madrugada del domingo pasado, ocurrió dentro del territorio de Zacatecas.
De acuerdo a las investigaciones realizadas por la propia Policía Estatal, el camión foráneo había salido de Puerto Vallarta, Jalisco y tenía como destino la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.
El robo con violencia ocurrió en la carretera federal 45, aproximadamente a 4 kilómetros de la caseta “Osiris”, en el municipio de Guadalupe, Zacatecas.
Según versión del propio chofer, ya habían pasado la “Puerta de Acceso Norte ubicada en el municipio de Cosío, Aguascalientes; así como los municipios de Ciudad Cuauhtémoc, Ojocaliente, Trancoso, Guadalupe y Luis Moya, Zacatecas.
Cuando se encontraban a unos 4 kilómetros antes de llegar a la caseta de cobro “Osiris”, dos hombres que viajaban en el camión foráneo, amagaron a los pasajeros con armas de fuego cortas y los despojaron de sus pertenencias.
Los hampones se bajaron del camión poco antes de llegar al kilómetro 68, justo en un puente a desnivel, en la comunidad de Palmira, Zacatecas. Posteriormente, abordaron una camioneta en color negro, que aparentemente iba siguiendo la unidad foránea.
Agentes del Grupo de Robos de la PGJE de Zacatecas, se encargaron de realizar las investigaciones correspondientes.