A la pila bautismal de Nuestra Señora de los Bosques fue llevado el pequeño Érick Santiago Palomar Martínez.
Sus papás, Érick Palomar y Claudia Martínez, arribaron a la Casa de Dios para presenciar el bautizo de su hijo, acontecimiento del que hicieron partícipes a sus familiares y amigos más cercanos.
Entre la concurrencia, destacó la presencia de Andrés Macías y Marcela Meza, quienes apadrinaron a Érick Santiago.
Emotivo fue el momento en que el sacerdote llamó a la pila bautismal a los papás y padrinos, quienes cargaron al bebé para ser ungido con el aceite que marca el rito de dicho sacramento para luego verter en él las aguas del Río Jordán.
De esta manera, dijo el ministro de la Iglesia, el bebé es liberado del pecado original para comenzar su vida en la grey católica.
Asimismo, pidió a sus papás y padrinos, elevar sus oraciones para agradecer a Dios los favores recibidos, especialmente por permitirles compartir ese momento tan significativo.
Al final, la familia Palomar Martínez, ofreció un banquete en un jardín privado donde prevaleció agradable convivencia.