Colmada de bendiciones

Jessica Camila tiene nombre ante Dios

El bautisterio de la Parroquia El Señor del Encino abrió sus puertas para recibir a la familia Ruteaga Anduaga.
Jessica Camila se convirtió en una nueva hija de Dios al recibir el primero de los sacramentos, en medio de emotiva ceremonia en la que estuvieron presentes seres queridos.
Entre la concurrencia destacó la participación de José Antonio Ruteaga y Jessica Anduaga, papás de la bautizada, asimismo estuvieron presentes Francisco Ruteaga y Jazmín Atala, quienes fungieron como padrinos de la bautizada.
El momento más significativo fue cuando el sacerdote oficiante colmó de bendiciones a los fieles, augurando una vida colmada de salud y bellos momentos para la pequeña Jessica Camila, además de pedir a sus papás y padrinos, permanezcan unidos y sean ejemplo de fe, amor y esperanza para esta bebita.
Al final, la familia Ruteaga Anduaga salió al atrio del templo para encontrarse con sus allegados, recibiendo felicitaciones y cálidas muestras de afecto.

El detalle
Luego de la ceremonia, la familia Ruteaga recibió a sus allegados en el salón Triana donde se llevó a cabo el festejo que se ofreció en honor a la bautizada.

Compartir
Artículo anteriorCumple sueño
Artículo siguienteLes heredan fe