David Loji
Agencia Reforma

Chevrolet tiene una generación totalmente nueva de su subcompacto Spark.
Antes de que pienses que la nueva generación de Spark es el reemplazo del modelo anterior, la realidad es que no es así. El Spark tradicional se seguirá vendiendo junto con el nuevo modelo.
Para diferenciar a los dos modelos se hace un cambio de nomenclatura; el tradicional que ha estado a la venta desde el 2010 cambia su nombre a Spark Classic, mientras que la nueva generación se llamará simplemente Spark pero tendrá un posicionamiento más elevado.
El nuevo Spark se basa en una nueva plataforma más robusta, que tiene una estructura más sólida que da por resultado un manejo más preciso y seguro, al igual que mejor protección a sus ocupantes en caso de colisión.
Además de sentirse más sólido y preciso en curvas cerradas a alta velocidad, el nuevo Spark muestra mejoras en cuanto a NVH, es decir ruido, vibración y aspereza.
Su funcionamiento es más suave y silencioso a lo cual sin duda contribuyen mejoras aerodinámicas. El eje trasero es de viga de torsión, pero su funcionamiento es sólido pues ofrece un agarre muy razonable en curvas y además no hay retardo con respecto al eje frontal en cambios de dirección.
Ahora el sistema de dirección tiene asistencia eléctrica, para un menor consumo de gasolina. Es suave y en momentos se siente algo suave a velocidades de carretera pero ofrece buena comunicación con el camino.
El motor tiene una potencia de 98 hp, cifra que para un auto subcompacto es elevada lo que le da un funcionamiento veloz al nuevo Spark.
Para sacarle el mejor desempeño al motor hay que llevarlo a puntos elevados del tacómetro. La transmisión tiene un mecanismo suave y preciso que hace agradable buscar el punto óptimo de poder del motor.
El interior tiene una atmósfera más agradable pues aunque el plástico que se usa es duro, su textura superficial y brillo son atractivos.
Un detalle que llama la atención es que la columna de dirección no es ajustable. Se realizaron ajustes al asiento en cuanto a su altura y distancia de los pedales, pero la posición de manejo fue extraña pues el volante a su servidor le quedó bajo, cubriendo la instrumentación en su parte superior y quedando algo cerca de mi pecho.
Se redujo la altura del auto en 4 cm, con lo que se redujo por consecuencia la altura de los asientos. El conductor se siente más cerca del piso, lo que mejora la sensación de control del auto.
La conectividad con celulares será una ventaja del nuevo Spark; su servidor lo probó con un iPhone 5S y desde el volante se pudo activar el asistente de voz Siri para reproducir canciones, artistas y géneros diversos.
Además se usó la app de Mapas de Apple, que se reflejaron en la pantalla táctil del auto. Es realmente conveniente y es una solución accesible y practica para tener sistema de navegación pues aprovecha al celular.
El precio del nuevo Spark es de $159 mil 900 pesos para la versión LT, mientras que la LTZ cuesta $184 mil 900 pesos.
Las diferencias entre las versiones son que la LTZ tiene faros con luces diurnas de LED, faros de niebla, espejos con direccionales, desempañadores y abatimiento eléctrico y rines de aluminio de 15 pulgadas.
También tiene controles en el volante, pantalla táctil, conectividad smartphones Android Auto y CarPlay Apple, adornos cromados en cabina, molduras en tablero e cuatro colores posibles y frenos ABS.

Puntos a favor:

  • Potencia elevada para tratarse de un subcompacto.
  • Conectividad para Smartphones con CarPlay de Apple y Android Auto, además con control de voz Siri
  • Solución económica e inteligente de GPS pues usa el del celular
  • Manejo más sólido y confiable que Spark Classic
  • Diseño exterior juvenil pero más refinado
  • Mejoras en calidad y diseño de cabina.

 

Puntos en contra:

  • Columna de dirección no es ajustable
  • No tiene indicador de temperatura del motor, en su lugar tiene luz de advertencia
  • Debe ofrecer la opción de transmisión automática para aumentar su atractivo.