TOLUCA, Edomex.- Cruz Azul exorcizó sus demonios en el Infierno y despierta hoy en zona de Liguilla.

Con goles de Joao Rojas y Jorge Benítez, La Máquina venció ayer 2-0 al Toluca en el Estadio Nemesio Díez, lo que le permitió romper una racha de tres derrotas, además de escalar al octavo puesto de la clasificación con 22 unidades.

Ahora los Cementeros dependen de sí mismos para llegar a la Fase Final, pues asegurarán boleto con una victoria en la última jornada sobre Tigres, escuadra que cayó al lugar nueve; o incluso con un empate, siempre y cuando Pumas no derrote al América.

En el otro extremo, los Diablos Rojos cerraron una semana para el olvido.

Tras caer en la ida de Octavos de Final de la Copa Libertadores, 4-0 el jueves ante Sao Paulo; los escarlatas buscaban seguir vivos en la Liga, pero este tropiezo los estanca en 19 unidades y quedaron eliminados.

La Máquina arrancó a tambor batiente el compromiso en el Nemesio Díez, pues a los 58 segundos, Rojas abrió la cuenta, en lo que es hasta ahora la anotación más rápida del Clausura 2016.

El volante ecuatoriano desbordó por la derecha y mandó un tiro cerrado que tomó mal parado a Alfredo Talavera, quien había dejado libre su cabaña para tratar de cortar el eventual centro.

Pero después fue el guardameta de los Diablos quien se encargó de mantener con vida a los suyos al sacarle dos disparos a quemarropa a Benítez, quien fue un dolor de cabeza para la zaga escarlata.

Al 70′, Ariel Rojas cometió una falta dentro del área sobre Alexis Vega. Sin embargo, el argentino Enrique Triverio, quien reapareció tras dos jornadas, desperdició el penal al mandar su envío por un costado.

Cruz Azul ya no perdonó. Al 80′, Benítez encontró premio al definir un pase filtrado de Aldo Leao.

Así, La Máquina aún sueña con romper más de 18 años de sequía, mientras que Toluca llegará a seis sin levantar un título.