Clausura ISSEA 4 negocios por violar la Ley Antitabaco

Dos de los locales son antros en donde había personas fumando

Ya para concluir el mes de enero, el jefe del departamento de Salud Ambiental, Víctor Manuel Santacruz Montoya, del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), informó que fueron clausurados cuatro establecimientos por no respetar la ley que asegura un ambiente libre de humo de tabaco.

Dos de los establecimientos fueron antros, en donde al llegar los verificadores se constató que en varias mesas había personas fumando, contraviniendo la ley antitabaco, por lo que se procedió a la clausura de dichos lugares.

Los otros dos casos, dijo, fueron un par de tiendas misceláneas en donde se sorprendió a los dependientes vendiendo cigarros sueltos a menores de edad.

La venta de cigarros a personas menores de 18 años y a granel, es una falta grave que se castiga con multas que pueden ir de los 5 a los 50 mil pesos.

Una infracción de este tamaño podría significar el cierre definitivo del lugar, por ello, se opta por el cierre temporal hasta que paguen una multa accesible a los comerciantes y se les apremia con la advertencia que de continuar violando la ley, podrían hacerse acreedores a multas más elevadas o bien, a la clausura definitiva del lugar.

En el caso de los restaurantes y antros, el funcionario explicó que la dirección a su cargo desarrolla un promedio de 90 operativos de revisión cada mes, en los cuales se verifica que no se fume al interior de los inmuebles, así como la obligación de ellos de que cuenten con señales perfectamente visibles en donde los clientes adviertan que el lugar en donde se encuentran debe estar al 100% libre de humo de tabaco.

“La falta de señalética es lo más común que suele suceder cuando se realizan las revisiones. Es una constante que los comerciantes no cuenten con señales en donde se advierte a las personas que no deben fumar en lugares públicos cerrados”, de ahí que la mayoría de las sanciones económicas van en torno a no contar con dichos avisos.

Explicó que además de los llamados “puntos rojos” es decir, bares, antros y restaurantes, el ISSEA también lleva a cabo visitas de verificación en escuelas y universidades.

En estos lugares se suele también fumar, situación que de acuerdo con la ley, está prohibido, sin embargo, hasta ahora lo que se ha encontrado es que en las escuelas y universidades, tampoco tenían señales de advertencia de que son lugares libres de humo de tabaco.

Finalmente, el funcionario consideró que las personas carecen de una cultura del respeto a su salud y a la de los demás con el tema del humo de tabaco.

“Todavía hay resistencias a cambiar, hay gente que dentro de los bares fuma sin importarle la salud de los que le rodean y en algunos casos, los dueños de los establecimientos, solapan dichas conductas, porque, en lugar de pedirles que apaguen su cigarro, les ponen improvisados ceniceros, por temor a que los clientes se retiren del lugar y ello genere pérdidas”, consideró.