Con la sesión preparatoria de la LXIII Legislatura del Estado se abre un capítulo en la vida política de Aguascalientes y al mismo cierra su libro la LXII Legislatura, que oficialmente concluye este día y deja todo listo para que la siguiente rinda protesta mañana.

Transición, sin estridencias, es una muestra de la madurez democrática que registran los aguascalentenses, al dejar atrás el apasionamiento con que defendieron posiciones y dan paso al derecho que le asiste a todos de tener un clima político tranquilo, de respeto, tolerante y eficaz, por lo menos de las puertas del Congreso hacia fuera, porque adentro seguirá el tradicional bullicio.

Los diputados que terminan dejan asuntos pendientes muy importantes, principalmente la sanción al presidente municipal capitalino Juan Antonio Martín del Campo por haberse inmiscuido en el pasado proceso electoral y que la bancada del PRI proponía dos años de inhabilitación para ocupar cargos públicos y una multa por casi tres cuartos de millón de pesos, sin embargo al no cumplir esa obligación endosan a la nueva la papa caliente, ya que para evitar o minimizar el correctivo la fracción del PAN tendrá que llegar a acuerdos con otras, lo que sería el primer contenido que suscite el debate entre los legisladores entrantes.

Al Partido Revolucionario Institucional le será muy difícil apuntalar ese acuerdo, teniéndose en cuenta que sólo contará con seis representantes, por lo que todo podría quedar en una llamada de atención pública, como se hizo con el gobernador José Carlos Lozano de la Torre, a quien aviesamente se acusó haber apoyado en la jornada electoral de diputados federales de 2015 al candidato del Distrito 01 y por lo cual se anuló el triunfo tricolor, que luego ganaría Acción Nacional.

Como se mencionó en otra colaboración, también se aplazó dictaminar sobre el aborto y la unión de personas del mismo sexo, lo que podría aprobar o desechar la nueva Legislatura, temas sumamente polémicos, ya que intervienen grupos sociales que están a favor y contra, con actitudes irreductibles que ponen entre la espada y la pared a los “defensores populares”.

Para abrir boca, la diputación entrante ya tiene algo en que entretenerse, particularmente el presunto rompimiento de los diputados del PVEM con los del PRI, lo que dificultará el manejo del grupo tricolor. Los dos representantes verdes, Sergio Augusto López Ramírez y Silvia Alaníz, determinaron formar un grupo parlamentario, en el que por sufragio unánime el primero de ellos quedó como coordinador y Silvia de subcoordinadora.

El juego está muy claro, de acuerdo a lo manifestado por López Ramírez – que por tercera vez ocupará la diputación local y en un ínter fue diputado federal -, que su voto irá según las iniciativas que se presenten, sin importar si son del PAN, PRI, PRD, Nueva Alianza o de cualquier otra fuerza, lo que podrá dejarles un mejor rendimiento.

El mismo legislador electo lanzó los primeros dardos al exigir “cuentas claras” a sus predecesores, exigiendo que les dejen los recursos económicos suficientes para trabajar, que no exista nóminas infladas, que no se otorguen bases sin justificación y quede liquidado el personal eventual, en otras palabras, quiere oficinas y escritorios limpios y que no estorben los compromisos que tienen los que llegan.

La LXIII será una Legislatura de 22 meses, lapso que si lo saben aprovechar harán más que otras, pero por lo descrito hay quienes están pensando en lo que puedan obtener, lo que augura un “toma y daca” interna y externamente en el Congreso.

PRIVILEGIO DEL SNTSS

Una de las ventajas que tiene el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) es que la firma del convenio salarial tiene lugar en octubre, lo que permite considerar las variables económicas a corto y mediano plazo y pugnar por obtener un porcentaje adecuado que asegure el poder adquisitivo de sus agremiados.

Esta vez nunca se imaginaron lo que iba a suceder en Estados Unidos con la elección presidencial, que al ser electo Donald Trump provocó que se depreciara más la moneda mexicana frente al dólar, al pasar la barrera de los 20 pesos, lo que trajo consigo serios problemas para la economía del país.

En materia de inflación, la medición más inmediata fue en octubre, al llegar a 3.06%, el nivel más alto desde enero de 2015, que de mantenerse así o sea mayor obligará a que el incremento a los salarios mínimos, que entrarán en vigor en enero, sea en ese nivel.

En estas condiciones, ya se comenzaron a escuchar voces empresariales que piden una contención salarial para no afectar el aparato productivo, aunque no se sabe cómo podrán lograrlo si se considera que el alza a los productos básicos y no básicos está en marcha.

En tanto que otras agrupaciones sindicales están expectantes de cómo evoluciona la inflación, los trabajadores del Seguro Social obtuvieron 3.05% de aumento directo al sueldo y 2.05% en prestaciones, lo que significa un 5.1% total, lo que va de acuerdo a las condiciones presupuestales del gobierno federal, que sufrirán un nuevo recorte en 2017.

El respuesta al arreglo alcanzado, el SNTSS está comprometido a garantizar la continuidad en la atención a la población derechohabiente y seguir con la capacitación del personal, en beneficio de los usuarios para que sigan ocupando el primer lugar en sus prioridades.

Otro aspecto positivo del Sindicato fue la elección del comité ejecutivo seccional, al llevarse a cabo sin problema alguno y en la cual quedó como secretario general Arturo Rodríguez, que sustituyó a José Zertuche Cornejo. Es de los pocos trabajadores, que sin ser médico, alcanza esa posición.

El nuevo dirigente tiene un largo camino recorrido en el medio sindical, principalmente al lado del ex líder Jesús Rabrindranath López Chavarría, significándose por ser una persona analítica, lo que le valió sugerir medidas que evitaron problemas a la organización, principalmente en el seno del Congreso Estatal de los Trabajadores de Aguascalientes (CETA), integrado por las más importantes agrupaciones y que por lo mismo tenían distintos puntos de vista.

También estuvo en las elecciones de 2004, en las que López Chavarría figuró como candidato a presidente municipal y él como segundo regidor, en la planilla de la Coalición “Viva Aguascalientes”, formada por el Partido de la Revolución Democrática y el Partido Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano), comicios que por cierto ganó el abanderado de Acción Nacional, Martín Orozco Sandoval.

La experiencia acumulada en el sindicato y el medio político deben serle de utilidad ahora que se erige como el principal dirigente de su organización, lo que será en beneficio de sus compañeros y de llevar una buena relación con la delegación estatal del IMSS, que es fundamental para alcanzar las metas que se ha propuesto.

NEGLIGENCIA

A unos metros de la plaza de armas se muestra el “rostro” del Aguascalientes que se llevan los visitantes. A un lado del hotel que se localiza en la calle Nieto y la peatonal de José María Chávez, por esta última, faltan varias baldosas, que además del peligro que representan para los transeúntes hacen ver el descuido de la autoridad correspondiente, a lo que se añade otros faltantes sobre el piso en la misma arteria.