El momento para que Honda demuestre que puede desarrollar vehículos para entusiastas del manejo ha llegado con el arribo de su modelo más extremo, el Civic Type R 2018.
Desde el diseño exterior se aprecia que es un vehículo nacido para la pista con un diseño radical para lo que nos acostumbra la firma japonesa.
El cofre posee una enorme entrada de aire, sumada a las dos que se encuentran en la fascia, proporcionándole un frente atractivo.
El contraste de colores ayuda a denotar más los pequeños detalles en la carrocería, como los faldones y el enorme alerón trasero.
Los rines también juegan un papel importante en el diseño ya que dan paso a exhibir los calipers en color rojo de los frenos.
El tren motriz está a cargo de un motor de cuatro cilindros 2.0 litros turbocargado el cual desarrolla 306 caballos de potencia y 295 libras-pie de torque.
Como todo buen deportivo incorpora una transmisión manual de seis velocidades. Dicha transmisión cumple el objetivo de reducir al máximo el peso del vehículo, además de ser muy atractiva para los entusiastas.
Aún así el reparto de peso va hacia la zona frontal con un 62.5 por ciento, en tanto que la zona trasera posee el 37.5 por ciento de peso.
En la parte trasera destacan también los tres tubos de escape, uno de los detalles que llama la atención, ya que además de tener una imagen espectacular, la funcionalidad es la base.
A bajas velocidades, el aire fluye a través de las tuberías externas, en tanto que el tubo central agrega una especie de resonancia al sonido del motor, en tanto que en altas velocidades el aire del escape fluye a través de los tubos laterales, evitando la resonancia del central y entregando un sonido más puro del motor.
La presentación tuvo como escenario el Autódromo de los Hermanos Rodríguez, en una noche lluviosa en la cual la firma emuló una carrera de resistencia, las cuales se realizan al caer la noche.
En esta prueba, comprobamos la ligereza del vehículo y el empuje del motor, que se copla muy bien a una transmisión de cambios muy cortos y en una posición cercana a la mano derecha, con lo que se premian los cambios de velocidad rápidos.
La zona de curvas del autódromo sirvió para que el Civic Type R demostrara un gran agarre, lo que comprueba el buen balance que posee en la suspensión delantera y trasera, la primera McPherson y la segunda Multilink.
Tres modalidades de manejo complementan el paquete, Comfort, Sport y +R, esta última para exprimir al máximo el desempeño en pista. A su vez, estará disponible en tres colores, denominados Polished Metal, Championship White y Rally Red.
Honda demuestra con el Type R que no sólo puede desarrollar vehículos duraderos con enfoque citadino, sino que cuando se trata de performance puede satisfacer a los entusiastas de la conducción.

Honda Civic Type R
Motor: VTEC 2.0 Litros Turbo
Potencia: 306 HP
Torque: 295 libras-pie
Transmisión: Manual 6 velocidades.
Precio: 729,900 pesos