Una riña campal se registró el martes por la noche en el fraccionamiento Ojocaliente III, en la cual se vieron involucradas más de 30 pandilleros de dos bandas rivales y dejó como saldo cinco lesionados y daños materiales a varios vehículos que estaban estacionados, así como algunas viviendas.
Tras el operativo llevado a cabo por policías preventivos, fueron arrestados cinco rijosos cuya identidad no fue revelada.
Los sangrientos hechos se registraron poco después de las 23:00 horas del martes, en la calle Ocote y esquina con la calle El Cedazo, en el fraccionamiento Ojocaliente III.
En ese lugar se encontraron pandilleros de dos bandas rivales, quienes se atacaron con piedras, palos, botellas de vidrio y otros objetos que llevaban consigo.
Lo anterior provocó que numerosas patrullas de la SSPM del Destacamento “Jesús Terán Norte” acudieran al lugar de los hechos para atender el llamado de los asustados vecinos.
Durante el pleito callejero, varios automóviles que estaban estacionados resultaron con abolladuras y con los vidrios quebrados. Algunas viviendas también resultaron dañadas, ya que los vidrios de puertas y ventanas quedaron quebrados.
El saldo de la riña campal fue de cinco personas lesionadas.
Agentes del Grupo Táctico de la Policía Preventiva lograron arrestar a cinco rijosos, los cuales fueron trasladados al edificio del CSSPM.
Se estableció que estas dos bandas de pandilleros, ya habían protagonizado otra riña campal en el perímetro de la Feria Nacional de San Marcos.
En ese pleito callejero, un integrante de una de las bandas fue picado con una navaja y resultó herido, por lo que ahora sus amigos trataron de cobrar venganza.