SALINAS, Ecuador.- Crisanto Grajales terminó la temporada con sabor a bronce.

El triatleta mexicano se ubicó en el tercer lugar de la Copa del Mundo de Ecuador al concluir la prueba con un registro de 53’35”.

En un cierre trepidante, el español David Castro se quedó con la medalla de oro al parar en 53’33”, mientras la segunda posición fue ocupada por Matthew Mcelroy con 53’34”, cualquiera de los tres pudo haber conquistado la presea dorada.

La natación del pupilo de Eugenio Chimal mejoró notablemente en el cierre de la temporada y le ayudó para ser protagonista desde el comienzo en la justa, mantuvo el ritmo en el ciclismo, volviendo a salir con toda la potencia en la carrera final de cinco kilómetros.

El otro mexicano en la competición, Irving Pérez, se ubicó décimo cuarto en la justa, al parar el crono en 54’15”.

Ahora la dupla veracruzana volverá al País para descansar y planear la temporada 2017, luego de un año lleno de actividad donde terminó en el puesto 12 dentro de los Juegos Olímpicos de Río.

La competencia de ayer se llevó a cabo en distancia sprint, la cual comprende 750 metros de natación, 20 kilómetros de ciclismo y 5 mil metros de carrera pedestre.

En la categoría elite femenil, la mexicana Vanesa de la Torre se quedó con las ganas de subir al podio al quedar en el cuarto sitio con un tiempo de 59’43”.

Con 21 años de edad y apenas en sus primeras incursiones en la categoría Elite, De la Torre se midió ante algunas de las mejores triatletas del mundo en esta competencia de distancia, en la que las estadounidenses Kirtsen Kasper y Sumer Cook hicieron el 1-2 con tiempo de 59’16” y 59”23, respectivamente.

 En tercera posición arribó la sudafricana Gillian Sanders con 59’31”, en tanto que la mexicana hizo 59’43” en esta competencia que consistió en 750 metros de natación, 20 kilómetros de ciclismo y 5 kilómetros de atletismo.