Montoneros cholos asaltaron a un joven. Lo acorralaron para quitarle el celular y toda pertenencia de valor; el ofendido se resistió y fue víctima de severa golpiza y lesión con arma blanca. Como pudo logró escapar. Evitó el robo pero casi le cuesta la vida.
La noche del pasado jueves el ofendido caminaba hacia su domicilio. En determinado momento pasó por la colonia Estrella y de súbito se vio rodeado por varios sujetos. Le exigieron que entregara dinero y celular, advirtiéndole que si oponía resistencia las consecuencias serían peores para él.
El joven sabía que no podía enfrentarse a los cobardes cholos. Eran muchos contra uno. No obstante la desventaja numérica, decidió arriesgarse. Se negó a darles pertenencias y entonces, el cabecilla de la banda dio la orden de atacarlo.
Al unísono los cholos empezaron a golpearlo en diferentes partes del cuerpo; de pronto, uno de los malvivientes sacó arma blanca y provocó lesión al ofendido. Pese a la agresión, el joven se mantuvo en pie y logró abrirse paso entre los asaltantes. No paró de correr hasta que llegó a su domicilio ubicado en el fraccionamiento STEMA. Su familia, al verlo lesionado, de inmediato llamó una ambulancia para trasladarlo al hospital Tercer Milenio en donde recibió la atención médica necesaria.
En hecho aparte, un vecino del fraccionamiento Mujeres Ilustres sorprendió en su casa a presunto ladrón. El mismo lo detuvo y luego lo entregó a la policía.
A altas horas de la noche, el afectado despertó al escuchar ruidos extraños en la sala de su casa. Con cautela se asomó y sorprendió al ratero. No lo pensó dos veces: Se le lanzó y logró someterlo.
Luego de inmovilizar al delincuente llamado Ismael, de 27 años de edad, llamó a la Policía Preventiva para que se lo llevaran a las celdas.