José de Jesús López de Lara

Un vendedor de “burros” que viajaba en su bicicleta por la carretera federal 45 Norte, fue brutalmente arrollado por una camioneta pick up, cuyo conductor se dio a la fuga.
Gravemente herido, el ciclista fue trasladado a recibir atención médica al Hospital General de Pabellón de Arteaga, donde falleció poco después debido a las graves lesiones.
El ahora occiso llevaba por nombre Cuauhtémoc, contaba con 32 años de edad y tenía su domicilio en el municipio de Pabellón de Arteaga.
El fatal atropello se registró ayer cuando comenzaba a amanecer.
Cuauhtémoc se despertó muy temprano, a fin de preparar su mercancía, que consistía en unos “burritos” que diariamente llevaba a vender al vecino municipio de San Francisco de los Romo.
Como todos los días, abordó su bicicleta donde llevaba atada en la parrilla, una hielera en color azul con los alimentos que se disponía a vender.
Como un modo de precaución, circulaba por el acotamiento de la carretera federal 45 Norte, en dirección de norte a sur pero en dirección opuesta a la circulación original que es de sur a norte.
Según sus familiares, lo hacía de esta forma con la finalidad de poder ver los vehículos y que también los automovilistas se percataran de su presencia.
Pero ayer el destino le tenía preparada una mala jugada. Mientras viajaba en su bicicleta con dirección al municipio de San Francisco de los Romo, al llegar a la altura del kilómetro 29+000 fue arrollado violentamente.
El conductor de una camioneta Ford pick up, color crema, modelo antiguo y con placas de circulación de Aguascalientes, que circulaba por la carretera federal 45 Norte en dirección de sur a norte, por causas desconocidas perdió el control del volante.
Debido a ello, se proyectó hacia el acotamiento por donde circulaba el ciclista y lo arrolló de manera brutal.
Cuauhtémoc salió volando por los aires y fue a golpearse contra el parabrisas derecho de la camioneta, para después caer al suelo.
Lejos de ayudarlo, el conductor de la camioneta se dio a la fuga con rumbo desconocido, aunque ya fue identificado por las autoridades ministeriales.
Todavía con vida, Cuauhtémoc fue trasladado a recibir atención médica al Hospital General de Pabellón de Arteaga, donde lamentablemente dejó de existir.