José de Jesús López de Lara

Una horrible muerte sufrieron dos hombres que viajaban en motocicleta, al impactarse frontalmente contra un camión materialista que era conducido por alcoholizado sujeto.
Quienes murieron de manera trágica fueron los humildes trabajadores Salvador Magallanes Meléndez, de 50 años, con domicilio en la calle Pablo Galeana, en el Barrio de La Escuela y Ubaldo Cruz Medina, de 64 años, quien vivió en la Privada Eucalipto del Barrio de Los Tiscareño, ambos en el poblado de Calvillito, Aguascalientes.
El trágico accidente automovilístico se registró el martes a las 18:30 horas, en la carretera estatal No. 77, tramo Los Arellano-El Retoño, a la altura del kilómetro 3+300.
Quien mató a los dos motociclistas fue el alcoholizado ladrillero Luciano Castañeda Roque, de 51 años, quien vive en la calle Los Arellano No. 205 de la misma comunidad de Los Arellano, Aguascalientes.
Hasta el lugar del accidente arribaron las patrullas 0166-B1, AG341-B1 y AG635-B1 de la Policía Vial; las unidades 0466-B1, 0147-B1 y 0395-B1 de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes; así como las patrullas AG098 y AG059 de la Policía Estatal.
Asimismo, acudió la ambulancia ECO-340 del ISSEA, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.
Los cadáveres de los motociclistas quedaron destrozados sobre la cinta asfáltica.
Al momento de los hechos, viajaban a bordo de una motocicleta marca Itálika de 150cc, modelo 2010, color rojo con negro y placas de circulación Y40-NK de Aguascalientes, que era conducida por Salvador Magallanes Meléndez.
Ambos jornaleros se dirigían hacia sus casas, después de haber salido de trabajar.
Circulaban por la carretera estatal No. 77 en dirección de poniente a oriente, cuando al llegar a la curva que se ubica a la altura del kilómetro 3+300, fueron impactados de frente por un camión de volteo marca Ford F-600, modelo 1978, color rojo, con placas de circulación AE-96546 de Aguascalientes, que era conducido por el alcoholizado Luciano Castañeda Roque.
El camión materialista se desplazaba por la misma carretera estatal No. 77 en sentido de oriente a poniente y al llegar a la curva, por el estado de ebriedad en que se encontraba el ladrillero, perdió el control e invadió el carril de circulación contrario.
El impacto fue brutal, al grado que restos humanos quedaron incrustados en el camión materialista; los dos motociclistas cayeron al piso y fueron aplastados por la pesada unidad.
Debido a que el camión de volteo se salió de la cinta asfáltica, Luciano Castañeda Roque no pudo escapar y fue detenido por policías preventivos.